Registros y Notarías en manos cubanas

 

Abril de 2006

 

"Las revoluciones se producen en los callejones sin salida". Bertolt Brecht

Por la pasividad manifiesta, los venezolanos parecen ignorar las repercusiones que tendrá para el país que el Nuevo Servicio Autónomo de Registros y Notarías esté a cargo directo de una "empresa" cubana, según anunció el ministro de Interior y Justicia, Jesse Chacón.

Es curioso que funcionarios cubanos del sistema castrista, un régimen que por esencia no tiene ninguna experiencia con el tipo de registros y notarías que operan en una economía capitalista, democrática y libre, sean los que van a encargarse de todos los registros y notarías que operan en el territorio nacional.

En registros y notarías se legaliza y archiva toda transacción de propiedades en el país, desde vehículos de motor, bienes inmuebles y establecimientos comerciales e industriales, hasta nuevas compañías además de las que ya existen.

En los registros y notarías se controlan todos los documentos y expedientes relativos a cada transacción que se haga en el país y requiera ser legalmente registrada y notariada, como contratos del Estado con particulares y compañías nacionales o extranjeras.

Tienen también los notarios validar las partidas de nacimiento, títulos universitarios y otros documentos personales de la ciudadanía.

En Cuba no existe la empresa privada, ni la propiedad individual, el gobierno cubano es el único dueño de todo y todo tipo de transacción comercial en la que tiene participación un ciudadano común ha sido objeto de confiscación.

A la luz de hechos inocultables como la confiscación de tierras productivas, tolerar invasiones de propiedades, infinitos cercos legales, la elaboración de listas de toda persona adversaria del gobierno, el mensaje es muy claro.

 

Portada