ÁMBITO FINANCIERO MIENTE

Mayo de 2006

Edgardo Arrivillaga


Acabo de comunicarme con el Banco Mundial y me confirman que el título de la información de Ámbito Financiero de la fecha es falsa, parte de una campaña de acción psicológica. Por el contrario los análisis ambientales y macroeconómicos prosiguen y no se ha tomado ninguna decisión al respecto, cosa razonable si tenemos en cuenta el monto de la inversión y la catastrófica diplomacia galtierista desarrollada por el gobierno argentino queriendo convertir en causa nacional un problema que -como los del Danubio que incluyen a varios países -se resuelven en el ámbito diplomático adecuado. Julio Ramos, ex jefe del área de Economía del diario peronista -nacionalista Mayoría y ex agente de prensa encubierto de Martinez de Hoz sucesivamente miente sin vueltas y la contrainformación a favor de las entelequias geopolíticas del gobierno ya comenzaron por una vía aparentemente mas creíble que Pagina 12.


LA FABULA

Confirmó Banco Mundial que no hay créditos para Botnia

 

Tabaré Vázquez quizá creyó, cual converso que no domina las claves de un mundo que combatió toda su vida, que la posición que sostiene sobre la instalación de las plantas de celulosa de Fray Bentos mejoraría con un paseo por Washington. Le fue mal cuando el propio presidente del Banco Mundial lo notificó en persona de que los créditos y las garantías de inversión que han pedido a esa entidad las firmas Botnia (finlandesa) y ENCE (española) siguen sin resolverse. Dependen, le dijo Paul Wolfowitz, de que los estudios de impacto ambiental demuestren que esos emprendimientos no depredarán el medio donde se instalarán. Su locuaz canciller, Reinaldo Gargano, intentó que el tema se discutiese en la OEA, pero en la reunión que se realizó en la capital de los EE.UU. también le fue mal. Apenas logró que la OEA tomase conocimiento del conflicto y sancionase que es un asunto bilateral que debe resolverse en otro lugar, La Haya, que es donde hoy la Argentina presentará la demanda.

Dependerán los créditos y las garantías de inversión de que los estudios de impacto ambiental demuestren que las papeleras no contaminarán.


 

Portada