EL TURNO DE LOS CANDADOS Y NILDA GARRE

Mayo de 2006


Las curiosidades argentinas no tienen fin. Mientras Nilda Garre, ex asesora del gobierno del general Juan Carlos Onganía, jubilada por la Caja policial, poseedora de prebendas varias en materia de actividad quasi notarial y ahora pasante en Defensa acaba de firmar un decreto para trasladar a los militares detenidos a la jurisdicción del Servicio Penitenciario Nacional, tratándose de una fuerza menos influenciable a la peligrosa prédica de los mismos llega a nuestra redacción una carta de Julio Barroso, ex inspector general en la Província de Buenos Aires.

La transcribimos en su totalidad porque constituye una respuesta a la medida de la Garre, tomada por razones presupuestarias. Se trata de pasar el problema al presupuesto de Justicia y concretar algún negocio inmobiliario. Nada tiene esto que ver con los Derechos Humanos de los cuales se ha hecho últimamente abanderada.

Nadie cree mucho en realidad que la generación revolucionaria de los 70 haya combatido por los Derechos Humanos en la Argentina salvo tal vez algunos norteamericanos de la época como el ex presidente Jimmy Carter, Patricia Derian y el grupo Helsinky básicamente antisovietico. Pero igual en esta administración el asunto queda bien.


LA CARTA

De mi mayor consideración, por la presente informo que personal Penitenciario muy prestigioso incluidos profesionales médicos, han sido injusta y arbitrariamente detenidos por orden del juez federal Humberto Blanco, acusados de delitos de lesa humanidad denunciados oportunamente por organizaciones de derechos humanos. Este personal penitenciario cumplía funciones en el periodo 76/80 en la UNIDAD 9 LA PLATA y alojaba detenidos terroristas montoneros y erpianos (hoy en el gobierno) por orden del gobierno constitucional peronista de esa época.

El personal jerárquico del Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires en actividad y en retiro, no dejará a sus camaradas huérfanos en manos de este gobierno montonero, y lucharemos legalmente en todos los frentes que se nos presente.

Solicito amplia difusión del mismo.

Ampliaré acerca de como nos estamos organizando, por supuesto dentro de la ley como le gusta a este gobierno.

Un gran saludo de

Julio Barroso,

Inspector General (r) del Servicio Penitenciario de la Provincia de Buenos Aires.
 

Portada