Andrés Cascioli: El dueño del “Humor”

Mayo de 2006

Por Guadalupe Rivero

 

Definición de Estrellas: “Gallinas de los campos Celestiales “ - Jorge Luís Borges.



Cada vez que se menciona el humor político en la gráfica argentina, el nombre de una revista emerge del recuerdo: “Humor”. Emblema de una época y representante de un estilo único, la máxima creación de Andrés Cascioli marcó un hito en la historia de los medios de comunicación nacionales.

Cascioli es un personaje entrañable del humor gráfico argentino, esa literatura que hace pensar a la vez que reír, mostrando la tragicomedia política de un país lleno de altibajos (siempre con más bajos que altos). También fue partícipe de clásicos como “Satiricón” (clausurada por el¿ gobierno? de Isabel en 1974) y “Fierro”, ambas protagonistas de la mitología que incluye historietas y caricaturas, entre otras cosas.

Nacido en Avellaneda en 1936, Cascioli hizo de “Humor” un semillero que dio lugar a quienes luego serían grandes figuras, tales como Roberto Fontanarrosa, Crist, Maitena y Alejandro Dolina.

“Humor” salió a la luz en 1978. Dicha publicación, dueña de una inteligencia aguda, burló al poder con el apoyo masivo de sus lectores – que fueron su retaguardia y con quienes podían contar ante cualquier ataque.

Pero con la risa como carta de presentación, “Humor” presentó duros cuestionamientos, convirtiéndose en uno de los medios sistemáticamente enemigos de la gestión de Martinez de Hoz. Molestaba a los Chicago boys de la época. Esta fue su época de gloria, en donde la crítica y la ridiculización de los dueños del poder los acercaba a quienes tenían sed de verdad y escasas posibilidades de acción.

La clave de su éxito residió siempre en mostrar ese talento único que servía a la vez como arte y protesta; era la satirización de “los intocables”. En esto, Cascioli fue un adelantado y, sin dudas, creador de un particular estilo que lo diferenció del resto desde aquellos días hasta la actualidad.

Su gran virtud es dar en el punto justo: su caricaturización es profunda... No se refiere al tamaño de una nariz, al desvío de un ojo ni a un par patillas: él sabe ir más allá. Saca a la luz características mucho más terribles e importantes que esas. No es comedia simple ni burda, sino “humor inteligente”, algo bastante escaso en nuestros días.

Si bien continuó durante los primeros gobiernos democráticos, el éxito fue disminuyendo paradójicamente en función de las libertades democráticas. Como decía Jorge Luís Borges la censura favorece la inteligencia porque obliga a sortearla. En 1999, tras varios juicios iniciados, la editorial que publicaba la revista –La urraca- quebró como tantas Pymes de aquel período.

Andrés Cascioli es un representante del arte y la cultura: editor, artista plástico y dibujante. Supo y sabe mostrar lo mejor y lo peor de su país. Actualmente tiene tres libros a la venta, editados por Musimundo: “30 años de humor político y otras perversiones”, “La revista Humor y la dictadura” y “Diccionario del Rock Argentino” –al cual le puso su sello con las caricaturas.

Símbolo del pasado, mucho tendría para decir de los ventrílocuos actuales. Cascioli es una figura impar e irrepetible dentro de la cultura argentina, aunque muchos lo quieran duplicar, y nadie lo pueda equiparar.
 

Portada