KIRCHNER Y BENDINI: INEPTOS PARA TODO SERVICIO

 

Mayo de 2006

Por Edgardo Arrivillaga

 

Un informe de la agencia Urgente 24 sobre lo desarrollado en el Colegio Militar de la Nación, bien informada en general, no destaca sin embargo que el Presidente no pudo hacer los anuncios espectaculares que tenía previstos. Entre ellos la absorción de la infantería de Marina por la fuerza Ejército y dar impulso a una singular reforma administrativa que convierte a la tres fuerzas en un apéndice de políticos improvisados y gente incompetente que jamás han visto un fusil o un sistema de armas en su vida y a lo que solo les interesa las comisiones por los recambios de uniformes que podrían facturar -así se dice en la jerga -mediante un estado mayor omnicomprensivo. El modelo americano para las empresas locales asociadas al gobierno sin los contralores americanos. Gente que además no invierte un peso o dólar en tecnología o investigación aplicada. Gente de lluvia como se diría en inglés.


Pero los retaceados anuncios de los que tanto el Ejercito como la Armada tenían conocimiento eran esencialmente los siguientes:

 

  • Pase de la aviación naval a la Fuerza Aérea.
  • Pase de la infantería de marina al Ejército.

  • Unificación de las áreas de inteligencia (ya efectuado a nivel de las escuelas de formación)
  • Unificación de las escuelas de Guerra.
  • Fabricaciones Militares al Ministerio de Planificación (ya
    concretado a través de una operación entre De Vido y sectores liberales).

Traspaso del Servicio Meteorológico Nacional de la Fuerza Aérea a la Secretaría de Ciencia y Tecnología.

Esto último de difícil cumplimiento porque solo 4 meteorólogos egresa anualmente de las universidades argentinas y los otros simplemente se van al exterior.
Con respecto al resto son medidas tácticas y no estratégicas que van a contramano del principio de interoperabilidad y despliegue que exige la guerra moderna. Así como en la época menemista la liquidación del servicio militar fue un tema discutido pero seguía una tendencia que va en una dirección internacionalmente coherente - la guerra es un tema cada vez mas profesionalizado y las masas de infantería son muy poco útiles- esta regresión a las ideas de la Nación en armas que inspira la Venezuela de Chávez desde la modestia de un ejercito que compra fusiles automáticos de infantería a Rusia para armar masas inoperantes, revelan la escasa capacidad imaginativa de un poder militar argentino subordinado a un poder político antojadizo e ideológico.


O a mujeres como la Garré o Alicia Castro que encuentran en Caracas su irresistible King Kong tropical.


Pero repasemos la realidad.


La Argentina no tiene hipótesis de conflicto inmediatas con ninguno de sus vecinos pero esto no invalida que ellos no los tengan hacia la Argentina.


Chile es un país ahora amigo -de hecho la estrategia de Nilda Garre o de la gente que le da letra, apunta a subordinar el poder naval a la estrategia chilena en el marco de un sistema de cooperación para la protección de las aguas que no invalidará las constantes aspiraciones nacionalistas de los dos países sobre la Antártida y los recursos energéticos del futuro que se acercan a paso redoblado en la medida en que las otras zonas de producción se ven amenazadas. Y en ese sentido y mirando la redondez de la tierra y no la planimetría de la ideología del equipo de gobierno, la independencia de Montenegro, buena nueva para los montenegrinos no es una buena noticia para los estados nacionales sudamericanos. No lo es ni para Chile con ese proyecto de nación mapuche interpretado filosóficamente por Francia, ni para la Argentina con su Patagonia indefendible en el esquema actual. Ni siquiera para estados nacionales largamente consolidados como España- tiene tres enclaves de disolución potencial, Gibraltar, país Vasco y Cataluña -los bretones, occitanos, en Francia, la Liga del Norte lombarda mas vinculada a Suiza que a Italia. Queda poco entonces para discutir en el tema Malvinas por nuestra parte.


El Brasil por su parte, tiene el problema del Amazonas, del acuífero y de zonas importantes de su territorio que ya están en manos de la Unión Europea, Manaos entre ellas.


El Canal de Panamá esta en manos chino-americanas y las posesiones inglesas del Caribe no han desaparecido con el fin de la guerra fría.


Ocurre que tanto los sistemas de armas como la conformación de las unidades, en Suiza no hay Marina de guerra por ejemplo y la infantería británica fue históricamente escasísima, responden a hipótesis de conflicto realísticamente probables y están determinadas por tres factores absolutamente previsibles, el territorio, la demografía y el sistema económico que proponga una tecnología apta para reconvertirse en una rápida aplicación militar.


Zona vital, zona periférica, zona envolvente y zona de contención son pilares básicos de una reflexión absolutamente interconectada en un sistema de defensa.


Todo el resto es una amable declamación de ideas filosóficas superficialmente sobreactuadas o el clásico gargarismo odontológico de los políticos profesionales.


Las misiones de Paz solo sirven para interactuar y entrenar cuadros y el tema de los Derechos Humanos absolutamente incorporados siempre en tiempos de paz tienen una contradicción insanable. Son escrupulosamente respetados por todos los ejércitos occidentales precisamente cuando no hace falta que se lo haga. Son prótesis ideológicas que en los países pacifistas como los escandinavos esconden la falta de una expansión militar agresiva o defensiva en el marco de la interoperabilidad militar o de las coaliciones de intervencionismo militar internacional sencillamente porque otros -Gran Bretaña, Estados Unidos, Rusia -se ocupan del asunto. Pero en Irak y en Afghanistan son cosas que se recitan como un culposo padre nuestro y nada mas.


En ese sentido y el presidente, tan próximo a Chile por su línea materna ya que su madre era una croata trasandina debería saberlo, han elegido ser interoperables con la NATO y en ese marco ser armónicos con la defensa argentina. No confían demasiado en nosotros y tienen razón. Un país errático que se propone una revolución militar en un fin de semana largo, que presupone cerrar liceos, transferir funciones y fusionar estructuras en el despacho encerrado de un grupo de gente limitado y paranoico resulta ser un poco alarmante. Pero si se elige la opción chavista -y de eso se trata la cosa -la interoperabilidad con Chile se desvanece. La confianza también.
Como es habitual en el pensamiento de la izquierda desarmada -el stalinismo y el trotskysmo eran claramente otra cosa - se piensa en el factor militar como un elemento divorciado de la dinámica internacional ya que se cree en un mundo fabiano. Ese menoscabo jibarizador no hizo comprender a gente lucida y realmente seria como Arturo Frondizi que el problema de la seguridad hemisférica en la guerra fría era un problema que articulaba una realidad militar internacional emergente. De ella surge la discutida doctrina de Seguridad Nacional y continental de los años 60 y de ella surgen los gobiernos militares enfrentados a civiles que o bien estaban en el otro juego -trasladar el Pacto de Varsovia a Sudamerica -Perú fue el adelantado en el asunto o bien soñaban ingenuamente que una cancillería chilena, uruguaya o brasileña, el inexistente TIAR o la OEA tenían mas poder modificador sobre los asuntos del mundo real que la estrategia mundial implacablemente desplegada por Kissinger. Ahora la misma recurrente fantasía pasa por el ALBA, por los acuerdos militares con Rusia, interesantes en el marco de la diversificación de los sistemas de aprovisionamiento pero que no deben modificar cambios sustanciales en la doctrina nacional y es necesario definir su articulación con la doctrina mundial existente aunque la doctora Garre la ignore. Y esa doctrina plantea objetivos antiterroristas a escala mundial y la realidad es así aunque sea ardua de entender para la defensa local. El antiterrorismo durará al menos hasta el final de la década sin dobles ni triples-sentidos alguno y eso es lo que la doctora Garré no quiso escuchar del jefe del Comando Sur americano el otro día al que lisa y llanamente dejó prácticamente plantado.


La Argentina con su gran territorio y escasa población tiene el permanente problema de hipótesis de tensión en su frente occidental con sus vecinos con forma de país cuchillo, en su frente norte con el Brasil y gracias a la impericia de Taiana ha instalado a Gran Bretaña en el Río de la Plata como sólida barrera de protección de Malvinas en su tradicional alianza con el Uruguay.


Greenpeace fue util en ese sentido. Quebró nuestra línea de frontera mas estable y simplemente la convirtió en oponente. Por años.


Si a todas ésas realidades geopolíticas sumamos el permanente estado de nerviosismo del inexistente poder militar y su permanente subordinación a grupos civiles de resentidos que escudriñan el pasado y que son estructuralmente poco aptos para el asunto la situación es y será mas grave en el largo plazo. La defensa nacional tiene ya en el país un índice de popularidad muy bajo y los que la instrumentan saben poco o nada del asunto.


El Instituto Francés de Relaciones Internacionales-IFRI - hace años maneja la hipótesis de la geopolítica evolutiva de los países. Como irán mutando y envejeciendo como si un espejo mágico se pudiese adivinar los rostros ancianos del futuro en las caras jóvenes. Pues bien, en esa prospectiva-basada en componentes económicos y tecnológicos y también poblacionales la Argentina imaginada queda reducida hacia el 2035 en algo muy parecido a lo que fue el país de 1830. Un herradura que arranca de la ciudad puerto de Buenos Aires, llega hasta Mendoza y Córdoba-esto esta en discusión - y se cierra aproximadamente a la altura de Bahia Blanca. Todo el resto desaparece en esa apreciación territorial y demográfica y queda un gran llanura productora de alimentos y algunas ciudades medianamente importantes. La ciudad tango para turistas.


El IFRI también había anticipado el derrumbe del enorme edificio construido por la Unión Soviética mediante la simple aplicación de los principios de la dialéctica marxista pero desarrollada desde el capitalismo. Los trabajos de Helene D'Encausse anticiparon la crisis sistemica, por un fenómeno de implosión. Sin necesidad de ninguna guerra. Y fue exactamente lo que ocurrió.


Es comprensible que este gobierno de ineptos para organizar trabajos municipales de reparación de baches en turnos de 24 horas continuadas como se hace en el mundo desarrollado no piensen en estas cosas. Pero los que no estamos en el gobierno debemos pensar por el porque inevitablemente lo reemplazaremos.


El programa militar de la Republica Popular China que con la lógica argentina -chavista debería tener una infantería de 30 millones de seres humanos unificados y adoctrinados orwellianamente detrás de una fuerza unificada hizo exactamente lo contrario. Redujo su masa critica a limites razonables -por eso la guerra con el Vietnam nacional-comunista no les fue fácil en 1979- y concentró todos sus objetivos simplemente en romper el monopolio nuclear de las dos grandes potencias de la época. Esto le permitió ora apoyarse en los Estados Unidos, ora en la ex URSS pero siempre garantizando la inviolabilidad e integridad del territorio chino. Japón, actualmente, se ha sumado a esa tarea de polo alternativo ya que hay un triangulo de inversiones japonesas en sectores estratégicos de la economía china que apunta a recrear una esfera de Coprosperidad en el Pacífico.


¿Les recuerda a algo?


Francia ha hecho lo mismo y bajo el slogan gaullista de poder nuclear dirigido contra todos la sencillez decantada del mensaje era lapidaria. El poder nuclear francés era la primera garantía militar que ofrecía el viejo enemigo histórico a la Republica Federal Alemana en el caso de que el condominio concertado de las dos superpotencias de la época se rifase el destino alemán para mantener el equilibrio atlantista. Los socialistas franceses siguieron prolijamente la tarea de la misma forma en que la socialdemocracia alemana prosiguió con los objetivos de Bismarck.


En este esquema de realidades evolutivas pensar en un sistema militar concentrado en una sola fuerza es una incongruencia. La Argentina no puede resolver el problema de la policía de la Capital -mejor dicho la ausencia de ella -menos puede interpretar antojadizamente un sistema militar cuando no se tienen claros los objetivos de la Defensa. Y con los civiles en un Estado Mayor que debería aprobar los ascensos según los besos de la muerte que proponga Horacio Vertvisky el problema será peor.


Lo cierto es que ayer en el Colegio Militar no fue el incidente con Cecilia Pando, la esposa del mayor retirado Rafael Mercado, lo que produjo la abrupta partida de Kirchner antes de que finalice el acto por el Día del Ejército. Una muestra de desobediencia, reflejada en el abandono de formación de un grupo de militares y los pedidos de baja de cadetes que están considerando el asunto durante el discurso presidencial, habría sido el verdadero motivo por el que Kirchner se retiró.


El abandono masivo de formación fue la respuesta de muchos militares al insultante discurso de Kirchner en el acto por el Día del Ejército. Simplemente se pudo conocer que, los oficiales rompieron filas como una muestra de protesta frente a las sanciones que les fueron aplicadas a seis militares por haber participado la semana pasada de un acto en homenaje a las víctimas de la subversión en los '70.

Esta actitud de los oficiales, un cachetazo al desfachatado montonerismo falsamente militante del presidente amateur- Kirchner tiene el diletantismo azaroso de Hitler y ninguno de sus implacables logros aunque finja ser una bestia negra y un día explicaré bien porque - habría sido entonces el verdadero motivo por el que se retiró antes de que finalice el acto, y no el incidente con Cecilia Pando, tal como informaron los medios de la cadena de la felicidad oficial.

Ahora las autoridades estarían tratando de identificar a estos militares que rompieron filas para aplicarles sanciones, informa gente inexperta


Dentro del Colegio Militar no hace falta proceder a ninguna tarea de espionaje como la que hizo ejecutar el general Bendini sobre los civiles que se congregaron en la Plaza San Martín el pasado 24 de mayo vulnerando la ley 24.059 y que todavía no ha tenido repercusiones judiciales aunque es probable que pronto las tenga. Basta con preguntar a los oficiales de servicio los nombres y disposiciones de oficiales y cadetes formados según un orden establecido por ceremonial y protocolo -está dibujado en un papelito para que cada uno sepa donde instalarse - para conocer el asunto.


Solo el desarrollo del Mundial de Fútbol puede evitar que este problema no degenere gradualmente en hechos irreversibles.


Con un prerrequesito indispensable.


Que no ganemos.


En cuanto al general Bendini su destino está sellado. Los mandos podían aceptar sacrificar las fuerzas del pasado en beneficio de las fuerzas del presente. Pero no pueden sacrificar a las jóvenes fuerzas del futuro en beneficio de ninguna etapa de la vida argentina pasada y eso cierra el lazo sobre su garganta.


Portada