DESINFORMACIÓN EN LA DEFENSA

 

Junio de 2006


Esta información que publica Pagina 12 es necesario aclararla porque es justamente un buen ejemplo de desinformación. Los enlaces militares con el Congreso no tienen la autonomía de los años 70 ni 80, cuando en el primer parlamento elegido en 1973, la Garre operaba para los enlaces de la Armada y Ejercito para posibilitar un golpe de Estado preventivo que abriría la presidencia a Italo Luder. Esa fue una circunstancia realmente excepcional.


Hoy los enlaces militares tienen múltiples vías de acceso a los diputados de forma indirecta en función de la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Actividades de Inteligencia que esta plagada de coroneles, vicealmirantes y comodoros retirados, que funcionan como asesores de los legisladores que en general de defensa nacional saben bastante poco.


La medida de la Garre es simplemente un nuevo intento de promoción personal -su modelo es la Bachelet pero con línea chavista- y a la vez un desesperado manotazo de la titular del ministerio y del grupo del CELS liderado por Horacio Vertvisky para recuperar posiciones luego de los desaguisados producidos en el Día del Ejercito-ocultados televisivamente a la ciudadanía - y el infructuoso intento de cierre de los liceos militares que es poco probable que se concrete. Lo único importante de esa medida es que el presupuesto pasa básicamente por la auditoria y contaduría de Defensa, es decir del CELS y los sistemas de compras también, que es realmente lo único que interesa a Julio De Vido y a la presidencia. Las Fuerzas deberán pagar un peaje a los contadores cada vez que necesiten algún litro de gasolina o reposición de la munición utilizada. En poco tiempo los contadores aprobaran absolutamente cualquier cosa porque inevitablemente querrán retornos mayores.


Entre tanto el liberal Pereyra de Olazábal, financiado por De Vido para debilitar a la derecha macrista en la Capital Federal,a unque en verdad este debilitamiento no implica una maniobra demasiado exigente ni azarosa después de la carta de apoyo al gobierno de Franco padre, consensuada con Mauricio hijo -está mejorando su lifting para deslizarse en Defensa en el área de negocios que es lo que realmente interesa.


Balza, desde otro extremo y como informamos en otra nota, también.


La purga militar sobre promociones como la 111 que eran niños en los años en que la Garre jugaba a la clandestinidad y a la militancia revolucionaria y a los desesperanzados viajes a Panamá -Torrijos la sorprendía desagradablemente- no se ha producido. Son simples medidas de efecto pero que se volverán inevitablemente contra sus actores en la medida en que las Fuerzas encuentren un nuevo factor de legitimidad. Y eso lo provocará la política del marco regional, no la voluntad argentina. Simplemente la realidad.


El problema central de la Garre, hija de Carlos Garre, el fundador del Club del 45, militante nacionalista de la línea de Ares en el primer Laborismo, enfrentado a gente mas pragmática como Borlenghi en el Ministerio del Interior y a Bramuglia en la Cancillería, es que debe demasiadas facturas, tanto a la Armada como al propio Ejercito.


La Garre fue secuestrada por un grupo parapolicial, una tarde en la confitería El Olmo, esquina Santa Fe y Pueyrredon junto con una amiga chilena, entonces esposa de un dirigente del nacionalismo argentino de origen alemán vinculado al Operativo Cóndor, desarrollado sobre Malvinas junto con Dardo Cabo y Maria Verrier. Fue liberada justamente debido a su conocimiento de algunos hombres vinculados a los enlaces de la Armada que se comunicaron con Viola obteniendo su liberación. Ese episodio, que pone de relieve el grado de complicidad y subordinación inevitable, de la actual pasante en Defensa con los enlaces militares de la época es lo que intenta de alguna manera diluir utilizando el viejo sistema lavandina.
Nadie cree realmente estas tonterías pero la interna de PAGINA 12 -órgano de prensa del grupo -también esta incandescente.


Gente inepta como Mario Wanfield, a quien le dictan prácticamente sus comentarios en la Jefatura de Gabinete expresa al periodismo montonero que ha copado el medio, arrinconando a sus viejos amigos aristas y hasta a la propia Susana Viau, ex erpiana con rango 2 en la columna de la provincia de Buenos Aires, la columna que asesinó a la hija del capitán Viola, esta pasando una mala situación con sus dadores de trabajo. Además soporta un cáncer pulmonar. Pero este tema interesa bastante poco a los montoneros que ya tuvieron la fortuna de perder a Julio Nudler por la misma vía. Los letreros de prohibido fumar -nighraughen- parecen no funcionar muy bien en esa redacción.
Salvadas las precisiones leamos el diario de la cadena oficial.


UN RECORTE A LOS MILITARES

Reformas de Garré

La renovación de la política militar, que apunta a fortalecer las estructuras civiles, sumó ayer un nuevo capítulo. La ministra de Defensa, Nilda Garré, sustituyó el sistema de enlace de su cartera con el Poder Legislativo que estaba vigente. Tras la resolución 529/06, los oficiales que se encargaban de mantener un vínculo institucional con el Congreso, en representación de las Fuerzas Armadas, y que habían sido nombrados
por los jefes de Estado Mayores Generales de las tres armas, serán reemplazados por funcionarios elegidos por el Ministerio de Defensa. Las personas que ocupen esas funciones -el rol de enlace ante la cámara de Senadores y Diputados de la Nación- serán propuestas por la Subsecretaría de Asuntos Técnicos Militares. A estos individuos, que se presume serán civiles especialistas, se les asignará un militar que será propuesto por el Estado Mayor Conjunto de las tres fuerzas.

Hasta ayer, el Ejército, la Marina y la Aeronáutica contaban con oficiales que realizaban tareas de enlace con los dos cuerpos del Congreso.


El cambio dispuesto por Garré forma parte del proyecto oficial que consiste en fortalecer la conducción civil del Ministerio de Defensa, en detrimento de las jefaturas de cada fuerza, cuyo poder será recortado. Los cambios de funciones irán más allá de lo burocrático. También se
aplicará en la administración del presupuesto que el Estado asigna a las Fuerzas Armadas. Más allá de lo que se gaste en sueldos, retiros y seguros -que equivale a la mayor parte de las asignaciones-, el resto será administrado exclusivamente por la autoridad civil de la cartera.

Aparte de los cambios en la competencia y de organigrama, la ministra Garré participó ayer de la clausura de un curso de especialización sobre derechos humanos que congregó a militares de Colombia, Perú, Uruguay, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Brasil, Chile y Paraguay. En la exposición participó la ministra de la Corte Suprema Carmen Argibay, quien explicó cómo es el funcionamiento de las nuevas instituciones del derecho penal internacional, como la Corte Penal de La Haya.

 

También se analizó cómo funciona el sistema penal militar y el régimen disciplinario desde una perspectiva histórica. Ese tema fue abordado por el secretario de
Política Criminal del Ministerio de Justicia, Alejandro Slokar.


 

Portada