K LO HIZO: EL REGRESO DEL ANTIPERONISMO
 

Junio de 2006

Por Edgardo Arrivillaga

 

Las acciones de inteligencia de Horacio Vertvitsky por orden de Bendini son desesperadas. En las ultimas horas el general del banquito no solo entregó documentación de la foja de servicios de algunos oficiales, entre ellos el del hijo del general Videla para que el grupo de Pagina12 desarrollara una temática de acción sicológica adecuada para desprestigiarlos.


Instruyó a sus hombres ante la eventualidad de un próximo acto que podría congregar a una gran cantidad de militares retirados y en actividad y con un encuadramiento masivo proporcionado por acción de la inteligencia naval. Y a eso el gobierno le teme. También a que la Armada disemine los nombres, echas y cuentas bancarias de los Montoneros colaboracionistas de la Orquesta Azul cuando no existía el menor riesgo para ellos. El recuerdo de Trepper les molesta.


Simultáneamente el Ejército esta muy preocupado por un eventual operativo Alcázar que podría concentrarse en alguna unidad militar de formación juvenil en los próximos dos meses.


Se sabe que un movimiento de jóvenes no podría ser reprimido ni por la policía Federal, ni por la Gendarmería ni por ninguna de las policías provinciales.


Tampoco por tanques o fuerza aérea.


En la presidencia el montonero Kunkel analiza un plan para movilizar a los piqueteros pero de una forma liviana, es decir llevando una nutrida cantidad de niños y madres para crear una muralla de dolor y pordioserismo que provoque simpatía y compresión.


Una especie de residuo de la India empobrecida de hace 60 años enfrentado virtualmente a los cadetes que podrían protagonizar una revuelta.


Consultado una especialista en asuntos militares por este medio se hizo notar que también un nuevo ingrediente no previsto esta preocupando a Bendini -las mujeres cadetas -que podrían tener una influencia mediática superior a la de la Pando o Karina Mújica en el imaginario argentino.


También, si bien las acciones de Balza continúan vigentes sectores del gobierno buscan a otra mujer para reemplazar a Nilda Garre.


Otro oficial mas cáustico, es un comando y ya se sabe que la agitación se encuentra focalizada en los comandos jóvenes del arma de infantería de las promociones mas modernas como la 111 masculló "si traen mujeres y niños habrá que apuntar mas bajo..."


Igualmente la censura se abate sobre la prensa.


Ayer la revista Noticias afronto una inesperada huelga de imprenta fomentada por el gobierno.


Un clima de 1955 comienza a desparramarse extrañamente sobre el país. Ya no se discuten los alcances de la reforma militar -una especie de Enarsa que interesa a poca gente - se analiza la viabilidad política del gobierno de cara a las elecciones y el tiempo que falta. La política de dar de baja a los oficiales descontentos no tiene precedentes en los Códigos Militares.


Al propio Perón lo rehabilitaron y murió siendo Teniente General en actividad. Un caso extraño de la política y la administración a la vez.


Pero no se puede dejar de  reconocer que en este asunto la política del gobierno ha sido exitosa.


El antiperonismo visceral vuelve a encontrar su bastión en los cuarteles.


Portada