¿LAVAGNA... LAVAGNA...? POR ALGO SERÁ...

 

Junio de 2006

Por Edgardo Arrivillaga


El grupo de imbéciles que le están pegando a Lavagna es bastante divertido. Casi pareciera que están creando al candidato Lavagna como si advirtieran que los otros no tienen arranque, que son solo expresiones metaforizadas de las apetencias krausistas del viejo partido radical que esta en venta con bajo precio de subasta. El peronismo también. Pero subasta desde el poder. Se parece a la Liga de compradores de departamentos con gente rematada porque no paga expensas. Ningún ingenuo pretenderá comprar una de esas unidades porque la Liga simplemente lo convertirá en un chicle remascado.


El peronismo K es la Liga de rematadores, por lo tanto establece el limite de la oferta. Los radicales ingenuos como siempre salvo Alperovich -hijo del contador del viejo PC de Fernando Nadra y que sueña con cosas no tan diferentes a las que vivimos y que nada tiene de ingenuo- están en fase de paliza terminal.


A Kunkel, el que habla de una retorcida pluralidad de gente que piensa como uno, se lo recuerda cuando iba a las comisiones de diputados con un tipo con una metralleta y en general una pistola en el bolsillo. La jugaba de duro.


Pero ahora le preocupa Lavagna porque seria un hombre de dialogo con el Opus Dei.


Algo realmente alarmante verdad ? Ratzinger, si el actual Papa, es el numen del Opus y eso también alarma a los condenados de la tierra como Kunkel o Parrilli o gente visceralmente anticatólica que legitima inconscientemente a los progroms como Horacio Vertvisky o Juan Gelman. Son peores que Beraja o mejor dicho son un complemente ideal de Beraja y de Alperovich si mañana Kirchner resuelve simplemente girar hacia una versión argentina a la polaca del antisemitismo militante porque eso arroja votos. Y porque no ? Si todo vale realmente para esta brava gente ?


¿Y los argentinos.?


Por algo será...


Lo cierto es que el gobierno ha logrado instalarlo en sólo 24 horas a Lavagna como alternativa política. Si siguen asi pronto será Uribe, luego Aznar, finalmente Bush. Una superpotencia emergente desde la oposición argentina. Esto lo lograron gracias a esos productos de lombricultura kirchnerista que se llaman Guillermo Moreno, Julio De Vido, Felisa Miceli, Ricardo Jaime, José Francisco López, Nilda Garre, los montos de la tercera edad sin Gerovital -no se hace mas, la Aslan murió -y otros más.


Gente que piensa siempre lo mismo con aceitados cerebros múltiples lo cual revela que el fenómeno de la clonación mental ya es un logro argentino. Patentémoslo rápidamente porque en el resto del mundo esa patente caducó. Terminó en la Navidad de 1989 en su versión ligth.


Terminó también en Timisoara con 5000 muertos. Casi duplicando exactamente la cantidad de bajas reales argentinas en los diez años de microguerra interna que van de los 70 a los 80, en solo tres días. Hay que apurarse muchachos.


África mía espera.


La jugada de legitimar a Lavagna tiene el mismo toque que permitió a Nilda Garre, la hija del nacionalista promilitar Carlos Garré, fundador del Circulo del 45, zambullir al presidente en un enfrentamiento con la oficialidad joven del Ejército -que no estuvo ni en la represión ni en Malvinas, no había nacido casi todavía -en un sóolido frente unificado contra la presidencia y contra los partidos políticos que apoyan la mascarada. Hoy los liceos mutaron de clase social. Los viejos montos no lo saben. Flacso no lo explica. Los padres son gente de clase media sufrida, hijos de radicales y peronistas. Solo quieren ahorrar a sus hijos el destino de Cromagnon.


Por eso, los liceos.


Las fuerzas económicas que apoyan a Lavagna son las mismas que apoyaron a Kirchner. Concretamente el grupo Techint. Pero porqué este trasvasamiento de capitalistas en tan poco tiempo?


Una historia de la guerra fría aclara la cosa.


En Praga se había elegido ensayar la escuela de millonarios. Era el lugar ideal. Los.checoslovacos eran la versión exitosa del comunismo así como Budapest en Hungría era un paraíso financiero para las cuentas en dólares para occidentales no residentes.


La escuela de millonarios tenia que complementar al viejo Pc y superar al capitalismo con sus mismos armas mediante el apoyo disciplinado del partido. Una versión prechina sin la cultura oriental. Y entonces, el fracaso. Los cuadros comenzaron a funcionar con las reglas del capitalismo. Empezaron a privilegiar la rentabilidad y a pensar en la inversión y mandar al infierno los dogmas y repentinamente el mismo partido advirtió que la contradicción era insanable. Checoslovaquia estaba generando los propios emergentes que desnaturalizaban la esencia del sistema. Hubo que cerrarla.


Los Lavagna checoslovacos, como ayer los Gelbard o los Broner argentinos, estaban por comprar llave en mano al disciplinado Pc que tenía que funcionar en los términos místicos y burocráticamente heroicos de las mesas de entradas con viejas estampillas respetuosamente pegadas con disciplinada saliva. Los checos marchaban con estandartes altos hacia el fracaso del partido si lograban su propio éxito. Las reglas del juego capitalistas se volvieron confusas. El NEP y Liberman flotaban por ahí.


Es la verdadera historia de la escuela de millonarios de Praga. Que tenia que infiltrar al capitalismo.


Lavagna es el hombre de la devaluación. Fue el verdadero ejecutor del trabajo sucio que no podía hacer Domingo Cavallo. Ahora para este gobierno representa a los intereses reaccionarios, antindustriales, neocoloniales y pronto será la simiente escondida de un nuevo consenso de Washington.


Lavagna es un puerto libre para un sector de la clase media que ya conoce, intuye y presiente que la formula oficial para el 2007 puede ser razonablemente la doble K.
En ese esquema genuinamente pluralista -hoy en día hay divorcio por consenso mutuo - radicales y socialistas quedan en la misma posición subalterna que los partidos comunistas ofrecían a las oposiciones católicas, luteranas y pacifistas que existían en el comunismo europeo como expresiones agónicas de una interminable serie de derrotas que jalonaron la carrera de los hijos nacientes y- deficientes - de Stalin.


Y esto es solo el comienzo. Es una dura interna que se ofrece a la burguesía industrial.


Es una opción cultural.


Terceros abstenerse.


Es una pelea sin árbitros, de castigo duro y con guantes henchidos de agujas de mercurio para que los golpes pesen mas.


Metáfora del box para las lombrices. Viejo truco de ring.
No busquen otra cosa.

Portada