LICEOS: JÓVENES QUE NO CREEN EN LA "CORRELACIÓN DE FUERZAS" PARA TOMAR DECISIONES

 

Junio de 2006

 

 

El Círculo de Ex Cadetes del Liceo Militar General San Martín, el Centro de Graduados del Liceo Naval Militar Almirante Guillermo Brown, el Centro de Egresados del Liceo Aeronáutico Militar, el Centro de Ex Cadetes del Liceo Militar General Belgrano, el Circulo de Ex Cadetes del Liceo Militar General Aráoz de Lamadrid, el Circulo de Ex Cadetes del Liceo Militar General Paz, y el Centro de Graduados del Liceo Naval Militar Almirante Storni, creemos oportuno manifestar nuestra opinión en nuestro carácter de ciudadanos que han tenido la oportunidad de vivir la experiencia de recibir una enseñanza de excelencia como alumnos de dichos Institutos.

Es así que, en un ambiente de sana disciplina y camaradería, se nos educó en el respeto a las normas y al prójimo, la honradez, el valor de la verdad, la predisposición al sacrificio y el amor a la Patria.

No es casualidad que destacados hombres de nuestro País tengan en común el haber sido alumnos de los Liceos Militares. En cualquiera de los ámbitos que se analicen, desde el político y social, pasando por el científico, empresario, artístico, deportivo y tantos otros, muchos son los ejemplos de personas de bien, comprometidos con la Patria, que se educaron en dichos Institutos.

En estos momentos en que se plantea la revisión del sistema educativo argentino, es oportuno preguntarse cuáles son los valores en los que queremos formar a nuestros jóvenes y en qué clase de ciudadanos deseamos convertirlos.

Nuestros Liceos son una clara muestra de la educación de calidad que desde el Estado puede brindarse y de cuáles son los valores que deben inculcarse a los jóvenes que son la base y el futuro de una sociedad plural que desea continuar superándose. La diversidad de ideas puesta de manifiesto por nuestros ex alumnos en sus diferentes ámbitos de actuación es la prueba más contundente del carácter democrático de la educación impartida en los Liceos.

Por ello las Instituciones firmantes nos ponemos a disposición para continuar construyendo una Nación justa y pujante, buscando la unión de todos sus integrantes y poder conformar así un bloque social con un objetivo común, la grandeza de nuestro País. Ofrecemos además a los padres de los alumnos y cadetes que hoy cursan sus estudios en los diferentes Liceos un espacio de contención y los invitamos a colaborar con nosotros en la búsqueda de los objetivos arriba detallados.

Sobre la base de estas premisas es que convocamos a los Círculos de Ex Cadetes de todos los Liceos Militares, para reunirnos a la mayor brevedad posible con el objetivo de conformar un equipo de trabajo que nos permita ofrecer en forma orgánica nuestra experiencia concreta, obtenida a partir de la permanente cercanía y mutua colaboración que mantenemos con los Liceos. De esta manera y respetando el valor del trabajo en equipo que nos fuera inculcado durante nuestra formación, esperamos poder transformarnos en un órgano de consulta, complementario a las autoridades formales de los Liceos, que resulte de utilidad en el desarrollo de eventuales modificaciones para nuestro sistema educativo.

Entendemos que ésta es no sólo la mejor sino también la única forma de contribuir a nuestro objetivo común de propender a una mejora continua del sistema educativo nacional, del cual los Liceos conforman una parte importante, en cuanto a los resultados educativos obtenidos, a lo largo de casi 70 años de historia.


Portada