LOS MOYANO-SOPRANO Y LOS SEÑORES TCHEN

 

Junio de 2006

por Guadalupe Rivero


Los conflictos suscitados entre Hugo Moyano y los supermercadistas chinos se incrementaron notablemente durante los últimos días. Luego de que un comerciante
oriental baleara a un camionero, el líder sindical se declaró en contra tanto de los residentes chinos como así también de otras comunidades que habitan en el país.


 

 

Moyano y su hijo realizaron declaraciones que dejaban ver su clara xenofobia, agrediendo verbalmente a sus "actuales enemigos", los chinos, pero también hicieron
lo suyo con la comunidad judía de Argentina. Por esta razón, la DAIA ya está realizando las acciones legales correspondientes.


Para ser exactos, las declaraciones del delegado gremial Ayala, junto a Moyano Junior dadas en conferencia de prensa, insistían en que "el italiano es jodido, el gallego es jodido y el judío es jodido, pero con ellos nunca tuvimos los problemas que tenemos desde hace tiempo con los chinos".

El secretario general de los camioneros se manifestó días pasados frente a la sede de la Cámara de Supermercadistas Chinos, aún cuando el comerciante
implicado en el delito no estaba asociado a la misma.
El Dr. Miguel Ángel Calvete, Secretario General de CASRECH, manifestó en diversos medios su repudio a la actitud del comerciante agresor, así como mostró su
preocupación por el boicot que los camioneros realizan en contra de sus asociados.

Calvete afirma que los supermercados chinos ya están sufriendo las consecuencias del desabastecimiento. Uno de los puntos más importante en esto se refiere a los
lácteos que, al renovarse diariamente, ya se encuentran en escasez.

La posición tomada por Moyano y su sindicato respecto de los trabajadores orientales muestra un dejo de discriminación, tildando de general una actitud absolutamente individual.

Por otra parte, algunas de las quejas que el líder de la CGT expresa, son más que sospechosas. Una de ellas es que los chinos "regatean los precios". Simplemente
desde el sentido común eso resulta imposible. Los camiones representan a grandes empresas y no a pequeños mayoristas que pueden acordar precios. Además, las facturas tienen los aranceles fijados de antemano y no dan lugar a ese tipo de maniobras.

Esto eleva el pensamiento a cierto ensañamiento de los Moyano para con los chinos y, quizás, un amiguismo poco ético para con las grandes cadenas. Calvete se sumó a esta hipótesis y aseguró en Clarín que "Todo lo que está pasando es funcional a los grandes grupos económicos, que quieren concentrar la comercialización. Quizás, inconscientemente, los camioneros se estén dejando utilizar".Y sin embargo los ángulos de análisis se profundizan. Portales Web vinculados indirectamente a la comunidad informativa oficial descubren imprevistamente el peligro de las Triadas, la mafia china, en Buenos Aires,
y saturan con profundos análisis sobre las familias chinas, sus enganches genealógicos de la Triadas desde hace varios siglos -Marco Polo aparece por allí - y finalmente el objetivo final que no sería exactamente trabajar sino mas bien apoderarse sin mas tramite de la Patagonia.


El argumento de los nuevos racistas Moyano-Soprano, apellidos que no vienen de la rancia oligarquía vacuna precisamente, recuerda a los usados en su momento por la Liga Patriótica y otras organizaciones contra los galeses, los trabajadores del sur y en los 60 por el veterano nacionalista Walter Beweraggi Allende que veía el reflotar del Plan Andinia como una conspiración sionista para apoderarse de la Patagonia.


El actual titular del ejercito según se dice y el no lo ha negado, participaba de esas ideas de Jurassick Park que lo hacen comulgar con las viejas tendencias nazifascistas que giran en torno a su área. En síntesis la oportuna conspiración judía nuevamente y si tenemos en cuenta que en estos momentos Israel ha intensificado su relación con China, por razones no solo económicas sino de ampliación de apoyos internacionales el juego chico de los Moyano -Soprano y sus amigos poderosos en el poder de siempre cierra perfectamente. Son funcionales a algo aunque todavía no se sepa muy bien a que.


En el ínterin la familia ha prosperado exactamente como desearían hacerlo los chinos mas adelante.


Los Moyano -Soprano se han comprado buenas hectáreas en la zona mas cara de la provincia de Buenos Aires donde han creado una pequeña Nápoles colorida que contrasta con las viejas casas tradicionales de esa oligarquía con la que desean mezclarse.


Claro que el espíritu de los Moyano -Soprano ha sido mas mercantíl que el de las familias tradicionales. Menos ecológico también pese a los cortes de automotores en Gualaguaychú.


Vendieron la mitad de los árboles del discreto prado de su casco de estancia como madera recién cortada para horror de sus vecinos mas cercanos y antiguos.


Es probable que los Moyano -Soprano apunten a casar a sus hijos con alguna Zuberbuhler que ande suelta.


Máxima Zorreigueta ya se ubicó mejor.


Pero desde luego no lo harán con la hija del almacenero Tchen.


La Patagonia debe ser defendida. A cualquier costo.

Portada