MIREN ESTOS NOMBRES

 

Junio de 2006

por Strategicos


Miren estos nombres. Combatientes heroicos y bien reciclados. No viven en la coyuntura, viven de la coyuntura ajena. Están en el Zaire, en Uganda, en Sri Lanka, en Madrid,  donde haga falta.

 

 


Son combatientes de la miseria irreductible y si no hubiese mas tragedias, si estallase una epidemia de buena salud, se quedarían simplemente sin trabajo.


Las ballenas azules no alcanzan.


Lo de ellos es más amplio, más noble, más vitamínico. Tienen bombas de destrucción masiva de la Paz y una serena dedicación a que Dios -un Dios laico preferentemente-bendiga eternamente sus heridas.


Son los nuevos perros de la paz que reemplazan a los viejos perros de la guerra.


Uno de ellos esta preso y todos lo conocemos, el otro no es un jugador de básquet o de béisbol latino ya fuera de forma en Estados Unidos, aunque lo parezca. La traductora palimpsesto de la misma editorial siempre está en funciones para mejorar sus manuscritos. Ese libro forma parte de la gran industria cultural pero no de Clarín o de la Capital Federal.


Mas ambiciosa.De la gran Manzana.


No solo Scilingo aparece por allí.


El trabajo que compara al régimen de Alemania Oriental en la época de Putin como jefe del aparato moscovita, con la dictadura militar argentina es realmente de una falsedad excelente.


El Escudo y la Espada se llama. Pura KGB.


Pero de este lado. Reciclada.

Pronto sabrán de ellos. Los tendremos en espíritu y algunos incluso de cuerpo presente en Buenos Aires.Para bendecir y maldecir.


Infinidad de reportajes. HIV abrazado con ellos.


Son piezas claves de la política exterior argentina aunque tengan perfil bajo y uno de ellos simplemente este preso en la blanda inquisición laica que combate contra la inquisición negra. Son exactamente la estructura internacional, la cosmovisión todavía imperfecta que nutre a la actual política exterior argentina camuflando negocios privados petroleros. Y los disparos ecológicos que ahora se quieren proyectar a Malvinas.


Los pingüinos empetrolados, unos 400 más o menos, que aparecieron en las aguas argentinas hace un par de meses fueron bien analizados y aprovechados políticamente.


Dialécticamente.


Lastima que falta a la cita Simón Lázara, otro aliado del viejo y anacrónico PC pero también buen solista y tenor a capella... El colesterol lo abatió para siempre y lo perdimos.


Pero siempre lo tendremos en espíritu. Todos intelectuales orgánicos de la Paz sin reconciliación.


Paz y Guerra como elementos sustituibles y por lo tanto sin Tregua ni posibilidad de Paz alguna. Con rehenes eternos, inestimables y que no les llega a tiempo la clonación. Por las dudas antes de que se mueran del todo habrá que guardar algunas gotas de ese poderoso y maléfico esperma.


La fecundación in vitro todavía podría prolongar esa leyenda mágica de bufones y reyes y de los tiempos en que las vanguardias de la clase media se creían jóvenes leones por algún tiempo.


¿Al menos hasta el 2011?
 

Portada