LO QUE LOS MOYANO-SOPRANO IGNORAN

Secretos verdaderos de la relación Chino-Argentina
 

Junio de 2006

por Guadalupe Rivero


La presencia notable de Chinos en Argentina revela cuestiones que van más allá de lo doméstico. Y mucho mas allá de lo que puedan plantear la mafia retardataria de los camioneros. No solo se trata de comerciantes menores sino que también se hacen sentir en empresas de mayor tamaño.25.000 supermercados chinos ya se han instalado en España. China a su vez importa profesores de español. Los necesita. Su área de expansión es Sudamérica. O mas bien desde el Canal de Panamá para abajo. Solo un país de tontos subdesarrollados y de muy escasas luces pudo permitir que la crisis de los Hoffa locales haya obligado al embajador chino a movilizarse hasta la presidencia con el ultimátum en la mano. Y ahora veremos porqué.

Es que la industria nacional argentina también lucha por encontrar su lugar del otro lado del globo, en muchos casos, insertándose exitosamente. Es el caso de laboratorios y empresas alimenticias que Ernesto Fernandez Taboada –Director Ejecutivo de la Cámara de la Producción, la Industria y el Comercio Argentino-China- saca a la luz, mostrando el contexto económico, social y político que rodea la relación Chino-Argentina.

P- ¿Por qué los chinos eligen Argentina?
E- La primera migración china empezó a fines de los setenta, pero en realidad los primeros que vinieron fueron chinos de Taiwan, porque en ese momento todavía no gozaban del magnífico status y estándar de vida del que están gozando ahora. Después empezó a venir una corriente inmigratoria de chinos de una provincia que se llama Fujian. No se sabe porqué, pero empezaron a venir a Argentina como a otros países de Latinoamérica. Dicen algunos que parte de esa corriente vino atraída por la posibilidad de que con un documento argentino se pudiese entrar a estados unidos sin visa. Eso no quiere decir que sea cierto, es una teoría que se sustenta. Venían buscando oportunidades en un país que, aparentemente, ofrecía posibilidades de desarrollo personal y también, quizás algún perseguido político. Después esa gente iba trayendo a sus amigos, a sus parientes. Esa corriente se detuvo. Los únicos que están viniendo son los parientes de los chinos que ya están radicados acá porque ha salido una ley respecto de la integración familiar; entonces hijos, hermanos, esposos pueden venir para unirse con su familia en Argentina después de cumplir una serie de trámites. Se calcula que hay una colonia de chinos de 60 mil personas y se calcula que hay unos 3 mil o 4 mil chinos en condiciones de irregularidad.

- ¿Esa gente planea quedarse en argentina o piensan volver a su país de origen?
- Ya se han radicado en Argentina. Son los dueños de los 2 mil y pico de supermercados que hay, de restaurantes chinos, mandan a sus hijos a colegios argentinos o bilingües.

- ¿Usted cree que la integración en la sociedad argentina es buena?
- No todavía en cuanto a la mezcla. Se mantienen como grupo étnico separado, pero lo mismo pasó con los españoles y con los italianos y después de a poco se fueron integrando a la sociedad; y lo mismo va a pasar con los chinos. Hay que reconocer que reconocer que los argentinos hemos tenido una tendencia al rechazo a la comunidad china en especial y oriental en general, rechazo que está disminuyendo en la medida que vemos que es una comunidad laboriosa. Uno recorre las calles del centro de buenos aires y encuentra pordioseros y mendigos del centro de Europa y argentinos, pero nunca uno chino ¿Por qué? Porque ellos se ayudan entre ellos, es gente que le gusta trabajar y si no encuentran trabajo en lo que les gusta hacen el trabajo que encuentran. Los chinos no hacen huelgas, no hacen manifestaciones... Trabajan nada más.

- ¿A qué cree qué se debe el rechazo que usted menciona?
- Somos un poco discriminadores. Normalmente hay un rechazo a lo desconocido y como desconocíamos de qué se trataban los chinos, en principio los rechazábamos. Pero eso se está venciendo rápidamente. En cada barrio de Buenos Aires y del Gran Buenos Aires hay un supermercado chino.

- ¿Cómo se sienten ellos aquí?
- Se sienten bien porque es un país que les ofrece muchas oportunidades; es un país que ellos dicen que “trabajando y siendo hábil se puede hacer mucha plata”; hay gran libertad; hay posibilidades de moverse, de hacer turismo; les gusta mucho el clima, que es un país con poca gente... Están muy a gusto en general.

- ¿Qué otra rama, además de los supermercados, eligen?
- En general se han dedicado a supermercados, a restaurantes y a importación de productos chinos. En muchos negocios de la zona del Once, chinos y coreanos han desplazado a los típicos judíos, árabes y turcos.

- ¿Hay empresas chinas qué invierten en Argentina?
- Hay algunas que invierten en Argentina. Todavía son pocas pero seguramente en el futuro vamos a ver muchas más.

- ¿Por qué cree que invierten acá?
- Porque tienen posibilidades de ganar plata... es la única razón para invertir en cualquier lugar del mundo.

- ¿Cuándo y por qué se formó la Cámara?
- La Cámara se formó en 1984 porque un grupo de 20 empresas que estaban haciendo negocios con China se dieron cuenta de crear una corriente importadora también para balancear un poco el comercio entre ambos países. Entonces decidieron hacer una cámara para promover el comercio con China y para ayudar a empresas más pequeñas que comenzaran a importar.

- ¿Cuál es la presencia en china del Laboratorio argentino “Biosidus”?
- El Laboratorio Biosidus, que es socio de la Cámara, desde hace cinco años empezó a trabajar para introducir sus productos en China; le ha costado muchísimo porque, en ese sentido, China es proteccionista y hay que cumplir una serie de requisitos muy grandes para poder vender un producto extranjero. Actualmente están haciendo negocios con tres productos en China?

- ¿Qué relación tienen Argentina y China en cuanto a biotecnología?
- Los chinos están desarrollando su propia biotecnología pero yo diría que en Argentina está más avanzada (a pesar de los escasos recursos que tienen los laboratorios argentinos). Biosidus, por ejemplo, reinvierte gran parte de sus ganancias anuales en investigación y desarrollo.

- ¿Y qué hay del Laboratorio Bagó?
- Bagó es otro laboratorio, también socio nuestro, que también está introducido en China. Vende antibióticos, vende catalizadores. Biosidus y Bagó son dos ejemplos de los que tienen mucho éxito en Asia.

- ¿Qué trabajos están haciendo los dos países en materia de embriones vacunos?
- Eso está en marcha, lo que pasa es que todavía no se ha concretado ningún negocio. Ha habido visitas a Argentina del Foro de genética Vacuna China. Hay un problema sanitario por resolver, una aprobación pendiente por parte de China. Lo que pasa es que china demanda una cantidad muy grande de embriones que Argentina en este momento no está en condiciones de satisfacer totalmente. Ellos hablan de alrededor de 150 mil embriones por año y nosotros podríamos ofrecerles 20 mil. China tiene una necesidad urgente de mejorar sus rodeos vacunos tanto para la producción de leche como de carne, y Argentina está en condiciones de ayudarlos en ese sentido: ya que no podemos venderles vacas vivas les vendemos embriones. Cada embrión puede valer entre 400 y 500 dólares, así que es un excelente negocio. Pero todavía falta perfeccionar algunos mecanismos.

- ¿Cuál es la relación de la empresa “Trivento” de Mendoza con China?
- Trivento es una empresa de Mendoza pero de capitales chilenos. Los vinos de Trivento están en los mejores supermercados de Chan Jai y de Pekin porque la gerencia de Trivento se preocupa por viajar periódicamente a China y presionar y hacer esfuerzos de marketing muy grandes. Y ahí están los resultados, en los supermercados que venden cosas importadas en China están los vinos de Trivento.

- ¿Y Arcor?
- Arcor es una empresa que empezó a vender en el Asia hace unos diez años, en Singapur. Se fueron expandiendo, llegaron a China alrededor de siete años atrás; como China era muy grande se dedicaron nada más que a ocho ciudades para dedicar sus esfuerzos de marketing. Y hoy Arcor ha abierto oficinas en Chan Jai. Para el año nuevo chino Arcor vende 40, 50, 60 contenedores de chocolate, que es la época en que los chinos regalan chocolate. Pero además ya hay una corriente permanente de Arcor de venta de caramelos y de otros productos.

- ¿Qué es Iparsa y qué está haciendo en Río Negro?
- Iparsa es la ex Ipasam, es una mina de hierro que está en la provincia de Río Negro que en su momento fue cerrada porque el mineral de hierro que produce esta mina tiene un alto contenido de fósforo y no era apropiado para la producción de acero. Así que no teniendo clientes la mina tuvo que ser cerrada. Los chinos descubrieron que estaba Iparsa y ellos tienen un mecanismo como para poder usar este nivel de hierro obviando el alto contenido de fósforo. Entonces conversaron con la provincia de Río Negro, obtuvieron la concesión por 25 años para la explotación de la mina y están ya acondicionando la mina para ser explotada; y mientras tanto han exportado unas 60 mil toneladas de mineral de hierro que ya estaba stockeado. Para ello tuvieron que acondicionar todo el muelle que es propiedad de Iparsa y se espera que cuando entre en producción la mina van a hacer embarques mensuales de hierro hacia China.

- ¿Qué hace la empresa “Ahisi” en materia de manufactura de tabaco?
- Ahisi es una empresa china que se está asociando con una cooperativa tabacalera en Jujuy. Encontraron en Argentina una variedad de tabaco que es muy similar a un tabaco rubio que ellos consumen. Así que es muy probable que esto fructifique y que se construya en Jujuy esta empresa con el objetivo de exportar a China y a otros destinos también.

- ¿Existen acuerdos entre editoriales para difundir las obras de Borges en China?
- No, en China lo que se ha hecho en la Universidad Chan Jai (el departamento de Idioma español) tradujo todas las obras de Borges al chino, hace muchos años, fueron traducidas y publicadas. Es un trabajo realmente muy grande.

- ¿Por qué las migraciones chinas se dirigen hacia las grandes ciudades argentinas y no hacia las zonas despobladas como la Patagonia?
- Tampoco lo hacen los argentinos... ¿Por qué lo van a hacer los chinos?

- ¿Cómo está la situación de marcas y patentes en China?
- China está completando su sistema legal, el cual adolecía de muchas fallas y faltantes. Ahora que China entró en la OMC como miembro pleno, una de las obligaciones que tiene para con este organismo es tener un sistema legal ordenado y completo y respetar todo lo que sea propiedad intelectual y patentes. Todavía hay fallas. En China todavía hay copias, hay falsificaciones de productos pero también hay investigaciones y condenas a los falsificadores. Es decir que esto está mejorando día a día.

- ¿Cómo son las leyes laborales actualmente en China?
- Son flexibles. En China no hay conflictos sociales. Hay gran disciplina social y laboral y esto también es otro de los factores que han contribuido al gran crecimiento de China.

- ¿Cuál es la participación china en las obras de infraestructura energética previstas para el área sudamericana?
- La mayor cantidad de inversiones chinas en Latinoamérica se da en Venezuela, donde tienen adjudicadas varias áreas para exploración y explotación petrolífera. Además de Venezuela, China ha hecho acuerdos con Brasil para la energía, con Perú y está mirando con atención qué es lo que pasa en Argentina (la posibilidad que pueden tener ellos en un futuro de asociarse con la empresa Enarsa que creó el gobierno argentino) para hacer exploración off shore, o sea, fuera del territorio.

- Respecto del exceso de hombres y la falta de mujeres en China: Acá se van formando matrimonios mixtos con argentinos, hay una política social para esta cuestión?
- Hay una cierta superioridad numérica de hombres (51 %) y 49 % de mujeres. Política gubernamental respecto de eso no hay ninguna. Eso pertenece al ámbito privado: nadie puede meterse “con quién se casa uno o con quién deja de casarse”. En general no hay muchos matrimonios mixtos de chinos con argentinos, hay algunos pero son muy pocos.

Cuestiones financieras, políticas y sociales rodean esta fusión Argentino-China que se dio en el país en los últimos años. Y tolerancia, inversión, ímpetu y desarrollo son las palabras clave de tal éxito... Tanto en Oriente como en Occidente. Y las mafias de los Moyano Soprano pueden encontrarse con un hueso duro de roer. Con proyectos e inversiones que superan a la familia local, aliados circunstanciales de Macri y de Carrefour. Y nada mas .
 

Portada