ALFONSIN, ARAMBURU, BLUMBERG

 

Julio de 2006

Por Edgardo Arrivillaga


Reaparece Blumberg cuando reaparece la inseguridad de forma visible. Un carta datada en mayo está circulando. Al gobierno le molesta. Si bien algo domesticado el ingeniero representa una fuerza social de clase media que al gobierno no le interesa. El gobierno articula fuerzas sociales que le son adictas. Las otras, las católicas o las de Blumberg tan inficionadas de activismo luterano en el fondo o de catolicismo báltico sajón, molestan a gente que nutre la usina ideológica subvencionada de Pagina 12 o de Telam donde Blumberg entra sin vueltas en el lado de la contradicción propuesta por la supervivencia de la clase media que hay que fusilar para simplemente superarla. No es un asesinato ni un genocidio en rigor de verdad sino un gesto de eutanasia hacia gente que pretende ignorar que su tiempo pasó.


Los candidatos a verdugos eutanásicos de la clase media -genocidas piadosos - son los defensores intelectuales del imaginario Pacto de Varsovia remozado que sitúan en algún mundo de mikados y horizontes perdidos. Un Eden revolucionario entre los Andes y el Caribe.


Están dando la última batalla del Pacto varsoviano en América Latina, Detrás de ellos no hay absolutamente nada mas que autoreferenciarse como trinchera del stalinismo latinoamericano.


Una Stalingrado heroica defendida por estos Grupos de Tareas de intelectuales setentistas pero a los que nadie notificó que la ciudad cambió de nombre.


Lamentablemente para estos iluminados por un fuego social que no padecen en lo absoluto porque son nomenklaturistas bien nutridos, Blumberg representa a gente que privilegia la seguridad por encima del darwinismo selectivo del día a día, matizado por la atrofia de la mucosa nasal consumida por la droga blanca, que incendia impiadosamente la provincia de Buenos Aires y llega circundando con su ancho diafragma de corrupción casi de zoom fotográfico a la Capital.


Y al poder. Al vértice.


En el ínterin el gobierno apunta al lumpen comprable.
Blumberg es mucho mas caro y la gente que moviliza infinitamente mas, El brutal asesinato de un joven por obra de suboficiales hace unos días representa la inexistencia de la seguridad policial. El joven ladrón fue un ensayo de lo que puede ocurrir cuando la policía no existe. Y es la consecuente aparición del vengador, del justiciero por mano propia, del individualismo reactivo y desencadenado que tanto preocupa al gobierno por su feroz unilateralidad anticipatoria y sobre todo a gente tan previsible y a la vez ineficaz como el ministro del Interior.


Un funcionario que ignora que debe hacer cuando alguien como Alfonsín aterriza en Casa de Gobierno para depositar una ofrenda floral contra un golpe militar ocurrido en el lejano 1966 y la seguridad simplemente lo detiene.


Como si fuera un anónimo delicuente común, al que naturalmente no detienen...


Por incapacidad. Simple incapacidad y nada más. Luego hablan didácticamente de conjuntez "operacional" y elevan un himno ampuloso a los estados mayores extranjeros siendo manifiestamente incapaces de articular reunión interior de la SIDE, con la Casa Militar y la Policía Federal en un acto publico de un ex presidente cuya agenda es conocida y que tiene, para mayor bochorno de la seguridad nacional, permanente custodia policial. ¿Falló el sistema de comunicaciones entre 25 de Mayo, la custodia y un despacho en Gobierno ? Sesenta metros... ¿El CELS no advirtió a tiempo ?


¿O Alfonsin es un posible caso Aramburu en ciernes?


¿Quien será el Aramburu de este régimen ?
No lo sabemos aunque históricamente los Montoneros tienen marcado en su ADN político que es necesario asesinar todas las alternativas de recambio transformista que incluyan y legitimen democráticamente al peronismo en sus múltiples variables de clase media, incluso la sindical, porque la institucionalización cancela sencillamente la alternativa revolucionaria en los términos absolutos de una vanguardia esclarecida.


Ahora Blumberg vuelve. La fuerza social que representa esta intacta.


El ingeniero deberá demostrar que el lo esta también.


LA CARTA

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 23 de Mayo de 2006.

Señor
Jefe de Gabinete de la Nación Argentina
Dr. Alberto Fernández.
PRESENTE

De mi mayor consideración:

Me dirijo a Usted en mi carácter de Presidente de la Fundación Axel Blumberg “Por la Vida de Nuestros Hijos”, a los efectos de realizar una serie de comentarios y observaciones preliminares respecto del proyecto de reforma del Código Penal (el “Proyecto”), conforme la iniciativa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación Argentina, plasmada en la Resolución Nro. 736, de fecha 9 de mayo de 2006.

En tal entendimiento, debe quedar claramente establecido que las 5.545.000 firmas que suscribieron los petitorios que precedieron todas las marchas ciudadanas oportunamente convocadas por el aquí firmante, pusieron en evidencia una voluntad popular mayoritaria que se encuentra en las antípodas de la filosofía que inspira las reformas pretendidas por el “Proyecto” que nos ocupa, intenta introducir en la legislación penal argentina.

Por lo expuesto, a continuación se exponen de modo ejemplificativo algunas cuestiones que demuestran las inconsistencias del proyecto de reforma al Código Penal.

1. Se elimina la reincidencia (instituto que se encuentra plenamente vigente en países tales como Alemania y España).
2. Se elimina el delito de secuestro extorsivo y queda dentro de la privación ilegal de libertad coactiva para pedir rescate reduciéndose la pena de 4 a 15 años de prisión (la pena vigente es de 10 a 25 años).
3. Se elimina la agravante de secuestro extorsivo seguido de muerte. En la actualidad este supuesto conlleva reclusión o prisión perpetua.
4. Se reduce la pena de violación de 4 a 12 años de prisión siendo que en la actualidad es de 6 a 15 años de reclusión o prisión.
5. Se elimina la violación por vía bucal pasa a ser abuso con violencia o intimidación cuya pena se establece de 2 a 8 años. En la actualidad la violación es acceso carnal por cualquier vía.
6. Se reduce la pena en las violaciones agravadas de 6 a 15 años, la pena vigente es de 8 a 20 años de reclusión o prisión.
7. Se elimina la agravante de violación por la muerte de la víctima, en la actualidad la pena es reclusión o prisión perpetua.
8. Se elimina entre los agravantes el peligro conocido de contagio de enfermedad por transmisión sexual.
9. Se elimina el delito de corrupción de menores, en la actualidad la pena es de 3 a 10 años.
10. Desaparece la agravante por la comisión de delito cometido con menores.
11. Se reduce la pena en el robo con armas y el resto de las agravantes como lesiones a la víctima la pena se establece de 3 a 12 años, siendo que en la actualidad es de 5 a 15 años.
12. Se reduce la pena en el delito de extorsión de 6 meses a 6 años en la actualidad es de 5 a 10 años (reducido diez veces).
13. Se establece como máximo de la pena de prisión de entre 25 o 30 años en los delitos de genocidio o desaparición forzada de personas y en el concurso real. En la actualidad la pena es de 50 años.
14. Se elimina la pena de reclusión.
15. En materia de cumplimiento de penas se establece hasta 3 años con alternativas.
16. Se elimina la agravante del robo por uso de arma que no sea de fuego como cuchillos o las impropias (arma de juguete, replica, arma de utilería o descargada).
17. Se elimina la figura del homicidio en ocasión de robo. Hoy de 10 a 25 años, resulta curioso que tanto el robo como la violación se agravan por lesiones a la víctima y no por la muerte.
18. Se elimina el homicidio agravado por el vínculo (matar al cónyuge) o a un miembro de la fuerza de seguridad o el cometido como “gatillo fácil”.
19. Se reducen las penas en la promoción a la prostitución de menores de 18 años, de 3 a 8 años en la actualidad la pena va de 4 a 10 años.
20. En menores de 12 años de 3 a 10 años, en la actualidad es de 6 a 15 años.
21. Se establece como límite de imputabilidad los 18 años, en la actualidad es de 16 años para determinados delitos.
22. Se elimina el delito de proveer armas de fuego a menores de 18 años, en la actualidad es de 3 años, 6 meses a 10 años.
23. Se reduce la pena en el homicidio calificado 10 a 30 años, en la actualidad es de reclusión o prisión perpetua.
24. Se eliminan los delitos de asociación ilícita y sus formas agravadas.
25. Se reduce la pena de fabricar bombas, tenencia de explosivos o bombas de 1 a 5 años, en la actualidad es de 5 a 15 años.
26. Se elimina la agravante del robo por el número de partícipes o en banda.
27. Se elimina la agravante por muerte en desastre aéreo o naufragio en la actualidad es de 10 a 25 años.
28. Se reduce la pena de acopio de armas o municiones, etc., de 6 meses a 5 años en la actualidad es de 4 a 10 años.
29. Se reduce la tenencia de armas de guerra de 6 meses a 3 años en la actualidad es de 2 a 6 años.
30. Se reduce la portación de armas de guerra de 6 meses a 3 años en la actualidad es de 2 a 6 años.
31. Especial consideración merece la problemática del aborto por cuanto no es punible en los primeros tres meses de embarazo si el médico que lo practica lo instruyó sobre la necesidad de preservar el feto.
32. En delito de violación de domicilio se omite incluir la permanencia del intruso en el domicilio contra la voluntad del morador, propietario.
33. Se legaliza la tenencia y fabricación de drogas para uso personal.

Por último, debo señalar que considero que la mejora de la seguridad ciudadana no podrá obtenerse a partir de visiones parciales de la realidad que no contemplen la realidad que día a día sufre el ciudadano argentino. En efecto, para alcanzar un país más justo y seguro para todos, las reformas legislativas deben abordarse en el marco de un debate democrático y plural que permita obtener consensos para una Argentina que se proyecte hacia el futuro y evitar un dispendio de partidas presupuestarias, tiempo y esfuerzo que en estos días no se pueden desperdiciar.

Las circunstancias anteriormente relacionadas me motivan a peticionar a Usted y al Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación el apartamiento del Secretario de Política Criminal y Asuntos Penitenciarios de la Nación Dr. Alejandro Slokar, por su falta de idoneidad y pluralismo demostrada en el Proyecto que motorizó y por el fracaso y desmantelamiento del denominado Programa de Trabajo en Cárceles.

Como siempre reitero mi voluntad y ánimo para cooperar con las autoridades en pos de un país mejor.

Sin otro particular saludo a Usted con atenta estima.

PD: Se adjunta copia de la Resolución No. 736 del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación Argentina.


Juan Carlos Blumberg
Presidente de la Fundación Axel Blumberg

 

Portada