ELECTROSHOCK EN EL TREN FANTASMA

 

Julio de 2006

Por Edgardo Arrivillaga


El gobernador de Neuquén, Jorge Sobisch, informa amablemente a la Argentina que el gobierno de Caracas votó contra la posición argentina en el discutible caso de las papeleras sobre el río Uruguay. Todo esto después de las biografías explicativas de la gesta emancipadora de Hugo Chávez en pos de la Unión Latinoamericana o algo parecido promocionadas por Tomas Eloy.


Todo esto después de que Pagina 12 y otros sentimentales pensadores de la prensa en cadena van explicando la revolución estructural del anillo energético.


Anillo que se parece a la profusa obra de Tolkien. Un anillo que no parece encontrarse en ninguna parte. Hasta que Hollywood nos deleite algún día con la saga del comandante Chávez Frías y sus amigos en la tierra desconocida de UR - la hará el hijo de Harrison Ford - en ese lugar inexplorado y latinoamericano y plagado de pensadores mutantes como los mitos de Ctulhu de Lovecraft.


Esa cosa horrenda y plural como diría Borges, otro cipayo a no dudarlo.


Naturalmente nadie del gobierno salió a explicar la cosa. Los patanes que actúan en manada, juntémonos todos a ver si logramos exprimir una gota de viril semen en una manteada colectiva con energía manual y quedamos bien con el presi -todos estos plateales corifeos han enmudecido.


Sobisch los cocinó y los dejó por tierra.


Entonces la verdad es que Caracas privilegia su relación con el Uruguay o con Londres, algo mas lógico que las imbecilidades argentinas y entonces sollozan estas almas bellas y desesperanzadas.


Nadie de la canciller'ia opina ni abre su pico.


Nadie dice también que Chávez tiene su propio Acuerdo de Libre Comercio con Washington en materia energética.


Que esta explotando nueve yacimientos en territorio americano.


Que tiene 16.000 bocas de venta de gasolina, chico!!!, en territorio americano.


Que la crisis Palestina le viene muy bien y cuanto más dure esa cadena fotográfica de niños chamuscados por bombardeos que sirven de empalizada humana a los heroicos combatientes - pocas guerrillas se escudan en niños, no ocurrió ni en Argelia, ni en Vietnam, ni en Malasia, ni siquiera en la Argentina ... - mejor será el negocio para PVDS.


Que Venezuela no pondrá un solo hombre en fuerza de interposición alguna, mientras la Argentina en un extraño gesto de racionalidad pasa revista a sus Cascos Blancos, creados por Carlos Menem, chicos. Apellido colonial árabe y no hegemónico suizo alemán, mis queridos patanes.


Que Venezuela es un profiláctico con doble forro soviético para penetrar en el Brasil.

Y que el hombre se parece cada vez mas a esa gloriosa definición que los yanquis hacían de Somoza en los años 50 : " es cierto, es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta ..."


Mientras en la Argentina se pensaba en el fallecido Lautaro Murúa para filmar patéticamente la vida de Rubén Darío.


Magia con "amigos peligrosos".


Relean a Peter Viertel, por ahí pescan una.
 


 

Portada