FIDEL CASTRO: ESCENARIOS SUCESORIOS

 

Agosto de 2006

Por Strategicos


El anuncio de la enfermedad de Fidel Castro y el traslado de sus responsabilidades de gobierno hacia su hermano , tanto como jefe administrativo ,comandante de las Fuerzas Armadas y jefe del Partido Comunista obligan a varias y muy esquemáticas reflexiones.


1- No hay certeza del nivel de la enfermedad de Castro. Puede tratarse de un simple problema quirúrgico en un octogenario y en ese caso Castro reaparecerá simplemente en septiembre para presidir la Cumbre de Paises No Alienados prevista en Cuba para esa fecha.


2.Castro puede ya haber fallecido. En ese caso y siguiendo la rutina existente en los países comunistas -Tudjman fue metido en una heladera mientras se discutía la sucesión y Andropov murió algunos días antes de la fecha oficial-en Cuba se libra un poker macabro para determinar simplemente que línea interna triunfara en la conducción de la Cuba postfidelista y estas son simplemente tres.

2.1.La línea continuista representada por Raúl Castro con el objetivo de mantener el partido comunista vigente como disciplinador social y con el apoyo del ejercito abrir la isla a las inversiones extranjeras manteniendo sin embargo el control del modelo.


Se trataría de una variable de la línea china postomaoista y garantizaría una sucesión mas o menos piloteada.

2.2. Otra variable consistiría en producir la apertura económica y política a la vez siguiendo el modelo de los países de Europa del Este. Para consolidar esta línea es necesario que los dos sectores que tiene mayor experiencia internacional, la cancilleria y los servicios secretos adoptan una posición de vanguardia, colocando en un segundo lugar al Ejercito y al partido. También que la Unión Europea, el Vaticano y Estados Unidos tengan un plan de contingencia eficaz. El MERCOSUR no lo tiene o no parece tenerlo.

2.3. Una alternativa maximalista apuntaría a profundizar la revolución por vía de los cuadros jóvenes mas fidelizados, los hay y gozan de prebendas ,estrechando lazos con Venezuela, Corea del Norte e Irán y cerrando aun mas el sistema de control poblacional con la esperanza de que las crisis internacionales con sus maniobras en curso, Medio Oriente en particular, distraigan a la diplomacia americana y simplemente dejen que se consolide un nuevo modelo de coroneles jóvenes en torno a Raúl Castro. Sería la solución Fidel Plus y estaría mas cerca del ejercito, del partido y de los guajiros que de la evolución intelectual de los sectores cubanos mas sofisticados y progresistas.


Estos últimos vinculados a la diáspora cubana en Miami.

3.No se puede dejar de considerar que la desaparición de Castro constituya la maniobra final de un gran ilusionista. Un ensayo de fin de régimen, para evaluar como en un juego situacional las posibles reacciones de los actores políticos en los tres lugares decisivos: la isla, los Estados Unidos y la comunidad cubana de Miami.


En ese caso se trataría de un globo de ensayo para testear anticipadamente la desaparición física de Fidel y la capacidad de totalización que puede generar eventualmente la conducción de Raúl Castro, un hombre cercano ya a los 76 años.

4.Independientemente de lo que ocurra, la sensación de fin del largo reinado físico e intelectual de Castro ya esta instalada en la opinión publica internacional y estos acontecimientos simplemente la robustece.

5.En cualquiera de las dos primeras variables -1 y 2 - Cuba puede afrontar un interesante proceso de desguevarización, aniquilando todas las fantasías vigentes en torno al Che Guevara, culpando a ese argentino irresponsable y sanguíneo, de gran parte de las violaciones humanas cometidas por el régimen e intentando despegar los excesos del régimen castrista y sus fallidas aventuras internacionales, de una nueva realidad social, política y económica absolutamente diferente. Esto será comprado rápidamente por los cubanos en el exilio y tiene un cimiento de unidad nacional que no se puede dejar de soslayar. Será una pérdida lamentable para los fabricantes de remeras con la efigie del Che pero en verdad el primer perjudicado por las opciones moderadas será el presidente venezolano, Hugo Chávez Frías.


En el caso argentino la frialdad del gobierno kirchnerista durante la ultima reunión en Córdoba hace pensar que alguna información podía tenerse al respecto, probablemente vía España y Vaticano, dos actores que cuentan con excelente información no contaminada de lo que ocurre realmente en la isla.


También la socialdemocracia.


Finalmente, al margen de lo que ocurra con Castro, la muerte es democráticamente inevitable para campesinos y reyes, abre un punto de interrogación sobre el verdadero estado de salud del presidente Kirchner ya que los partidos únicos o hegemónicos como se dice eufemísticamente ahora exigen gente con capacidad de trabajo a tiempo completo.


No será el caso de Castro si reaparece con vida y me atrevería a anticipar que tampoco es exactamente el caso de Kirchner en la Argentina.


En cualquiera de las variables cubanas simplemente habrá que esperar.

 


 

Portada