LÍBANO, PROGRESIÓN Y YERBA MATE

Agosto de 2006

Por Strategicos


Es probable que Bélgica se sume a la coalición internacional motorizada por gente como el canciller Máximo D'Alema ,ex jefe del Partido Comunista Italiano que bajo el gobierno de centro-izquierda moderado de Romano Prodi -un centro-progresista de raíz católica-no parece tener complejos en querer recuperar la influencia italiana en la región árabe.


Por vía de la intervención sosegada.


Carece de las insuficiencias y meandros argentinos que sin contraprestación alguna exigen apoyos internacionales a la causa de Malvinas.


En el 2006.


Donde ya no hay un solo argentino, kelper o británico en peligro.


El aporte de Bélgica , ejercito mucho mas en riesgo que el argentino ya que colonizó el Congo Belga, coincide con el nuestro en el aporte que haría a la población civil del Líbano.


En esencia las operaciones de desminaje, ya que -como en Malvinas- las minas antipersonales y las minas en racimo arrojadas en cortina desde aviones constituyen el primer factor de riesgo para la población civil.


Argentina y Gran Bretaña tienen sobrada experiencia en la materia.


Y también en Balcanes.


El asunto motivo una cruzada internacional de la fallecida princesa Diana Windsor ya que las bombas esparcidas en racimo carecen de ideología y posicionamiento cuando se produce el alto el fuego.


Golpean a todos, en particular a los niños que tanto preocupan a los argentinos divididos entre los partidarios de los abortos clandestinos y los militantes de los abortos oficiales.


Pero los productores de yerba mate locales están ahora si realmente preocupados.


Han descubierto que el Líbano se vuelve inaccesible para colocar nuestra producción si la situación de inseguridad interior y puertos bloqueados impide la llegada de la mercadería.


Pero la mayor preocupación del gobierno esta centrada en la marcha de Blumberg.


Temen que el Padre de la plaza de Mayo blumgberiano desdibuje a las Madres de la misma plaza. Kichnerianas.
Por eso han dado instrucciones a la Secretaría de Deportes para que no se haga propaganda de Blumberg en las canchas de fútbol.


Al mejor estilo varsoviano.


Sobrevivir moralmente en este país se está convirtiendo en una tarea de Robinsón Crusoe.


 


 

Portada