MEDIDA DE LA ARGENTINA NEUTRAL

 

Agosto de 2006

Por Edgardo Arrivillaga


La Argentina ha resuelto no enviar tropas al Líbano y justamente por eso mismo se merece otra bomba. Eterno cafisho este país de miserables juega a la intermediación con las desgracias ajenas.Clona y reproduce la política conservadora,el neutralismo de Saavedra Lamas,
pero con fuerte tonelaje naval, la apuesta retorcida y falsa a la guerra de Corea (1952)como detonadora de una guerra termonuclear mundial, el periodo de la productiva Pampa esplendida y mansa y productiva mientras en Europa la gente simplemente moría o se prostituía con una situación no demasiado diferente a la de los libaneses de hoy en día.


País de taciturna cobardía y de emociones cretinas como el día del niño, de la madre, del padre, del comercio, del propietario, del inquilino,  del adulto mayor,  de saldos emocionales liquidados en general. Y en genuina liquidación moral.


País de miserables que discute apasionadamente sobre el aborto y los jueces cavilan elongando los tiempos jurídicos con guiños tramposos a la platea católica mientras su población se degrada y donde la inseguridad golpea fuerte provocando algún muerto.


Única niveladora que por fortuna hace bajas en la cobardía local. Y hasta a veces la sacude con impaciencia histórica y sutil.


País de niños perdidos en un bosque de acechanzas inventadas porque no tiene coraje de ser finalmente adulto. De un lado o de otro.

País de payasos krausistas que ahora nos proponen dos alianzas de espurio origen mostrenco y aire contubernial y en las dos revista ese surtido de inútiles que es el radicalismo del pueblo revisitado, la debilidad política que con mayor fuerza ha destruido a la Argentina vieja,
prospera, creciente. Una alianza socialdemócrata sin sindicatos al menos por ahora y otra de sindicatos y funcionarios sin libertad ni proyecto, ni estrategia, ni nacionalismo económico alguno y solo atada el pensamiento único de la nueva Sociedad de las Naciones exhumado por los viejos montoneros que han accedido el préstamo cultural del progresismo moderno sin ser en el fondo genuinamente modernos. Ni progresistas.


Viejos rentistas de libros que han hecho su tiempo son el mundo impermeabilizado de la Argentina rentística y escasamente innovadora trasladado al mundo de las ideas.


Marta Harneker desde el Chile preteromarxista entiende la cosa. Y ya se cumplieron cien años del nacimiento de José María Rosa y el patético Napoleón Solo de la política argentina lee con voz de pato engolado en Plaza de Mayo algunas homilías que se refieren al inacabado e inconcluso proyecto gaullista del ultimo Perón que el mismo napoleoncito, personaje digno de Grass, saboteó desde la propia presidencia de la Nación porque aspiraba el también a sucederlo. Hasta imitó su firma en una versión trabajosamente stalinista de Lopecito.


Para compensar toda esta debilidad firmamos por enésima vez -recuerdo varias otras firmas y acuerdos mas o menos reservados con Tunez, Israel y otros paises - nuevos pactos de monitoreo de la Triple Frontera como si algo se pudiese hacer efectivamente por allí, paraíso irredento de trafico humano y donde el Paraguay es un estado fallido cautamente disimulado en el mito turístico de Solano López. Y protegido por la infantería de Marina americana como free port para defender algo.


Y entre tanto en las opciones políticas locales que se perfilan y que se reflejan en las angustias radicales,
esas vírgenes violadas por la Historia peronista o militar o lisa y llanamente marxista guevarista, es necesario taparse la nariz por la presencia radical del pueblo y el valdemarismo levitante de los alfonsinistas, esos eternos infiltrados desde los gabinetes de las revoluciones militares hasta la canalla del ERP que apuntaban a crear una república socialista independiente y fusiladora modelo Laos, Camboya o Vietnam en el Tucumán argentino de forma consecuente y precisa. No había en esa banda ambiguedades católicas que los hicieran gatopardizarse hacia la gran ballena blanca peronista.


La derecha peronista hoy votaría a Lavagna por fuerza inercial. Otros sin serlo genuinamente al oficialismo porque cobran o porque tienen la ingenua idea de que Sudamérica, el imperio jesuítico o los comuneros se encuentran soterradamente replegados en el proyecto neuronal (?) de De Vido y sus amigos y de un presidente rotundamente analfabeto.


Un presidente que conjuga hábilmente las insuficiencias del desconocimiento de los nacionalismos zulúes,
indonesios, jamaiquinos o irlandeses con las mismas insuficiencias con respecto al nacionalismo ruso,
americano o pan europeo. Chávez dentro de su improvisación de zumbo con libros mal leídos es en su variable algo mas serio y en el fondo es difícil establecer cual de los dos es menos peligroso.


Jorge Asís acaba de escribir excelentes líneas sobre patriotas juveniles arrastrados por el lado oscuro de la Historia en su años jóvenes.


Gunter Grass y Francois Miterrand. Justificados por esa enorme guerra civil que fueron las dos primeras guerras europeas y la lamentable concepción de Schliefflen, un producto de Estado Mayor con grandes flores de tallo extremadamente fino que liquidaron al estado conservador socialdemócrata de Bismark para plantear la incineración de Europa en nombre de la potencia y nada mas.

 

Y Schiefflen se prolongó en Hitler, aunque no se lo diga.
Curioso destino faústico alemán. Se limitó a devorar Namibia para no romper su welfare state con costos excesivos en una campaña colonizadora africana y luego quiso primero Europa y luego el mundo.


¿No nos recuerda a algo?


Asís olvido poner a Ratzinger entre sus paradigmas,
un artillero que también lucho por su compromiso militar y no era tan jovencito aunque luego opto por emprender otra carrera, mucho mas lucrativa.


Pero no neutral.

Para los jóvenes todo esto son leyendas.


El ahistoricismo cunde de la mano de la droga blanca


En ese esotérico desciframiento de jeroglíficos políticos lo real es que la Argentina quiere acercarse a la Unión Europea, ambiciona descolonizarse de la hagiografia antihistórica de la colonia americana que nunca fue pero nuevamente no esta dispuesta a pagar el precio para arrimarse a la Unión.


Ni Menem ni Bruselas.


¿El Mercosur ?


Eso ahora tiene la marca a fuego y el franchising de Chávez o no se dieron cuenta... Los centros de estudios estratégicos mundiales ya han definido a la región como Chavezlandia y de eso no se vuelve rápido.


Ir al Líbano o amagar simplemente con ello ya que en verdad la lentitud onusiana permite la virtualización de la diplomacia y una nueva guerra es cada vez mas probable hubiese sido, sin embargo, ese símbolo paneuropéo y mutilateralista de verdad.

 

Hemos hecho contorsiones peores para salir en la foto como putas petrificadas en el invento de los hermanos Lumiere.


Además de vender fusiles en mal estado a los aliados decimonónicos-hay mas estatuas de San Martín en Lima y Quito que en Buenos Aires, donde pronto no habrá ninguna - y traficar cañones en beneficio no de una causa noble sino de miserias que flotan en el balzismo de la masonería caribeña.

Y la diplomacia argentina sigue a remolque del Brasil despechado y de una Venezuela hiperactiva, vaso comunicante con los grandes disturbadores del mundo y con la coherencia de una diplomacia que -desaparecido Chávez -habrá reposicionado a Venezuela con mas fuerza que el viejo Copei y los Adecos juntos.


Miren a Cuba en el siglo XX y entenderán lo que será en la realidad de la política internacional la influencia de Venezuela en el 2015.


Y con dinero.


Lo divertido de todo esto es que la cuestión ecológica quiso internacionalizarse a costa de pelearnos con la única frontera confiable que tenemos, el Uruguay

.
Y nos dirigimos a la Haya y el imbécil de Arguello manifestó públicamente sus embarramientos de cancha -esas cosas no se declaran, se hacen sottovoce y con cincelada discreción-pero somos incapaces de arriesgar en abstracto la vida de un solo militar para garantizar la estabilidad en una zona critica del mundo que además sufre de verdad.


Y para mis queridos desmemoriados de siempre les recuerdo que tenemos 866 blancos militares potenciales desparramados en zonas violentas del mundo.


Y que la Gendarmería Nacional acaba de abrir uno mas-tarea heroica la de los alacranes -exactamente en Sudan.


Vaya Kirchner, vaya y toque la campana de la Bolsa de Valores en Wall Street y siga cambiando edecanes navales para la gilada.


Los genes desertores mandan.


El país rioplatense de Kirchner Khalil Gibran se merece otra bomba.


Debemos apostar por ello

 


 

Portada