KIRCHNER COMO SANTIBAÑEZ

 

Septiembre de 2006

Por  Edgardo Arrivillaga


El zarandeado asunto de las carpetas de Juan José Álvarez que al parecer se desempeñaba como un In 15 o 16 -un grado bajísimo en la Secretaria de Inteligencia del Estado- ha conmovido falsamente tanto a los políticos como a los sectores del gobierno que han procesado a Gustavo Beliz simplemente por haber mostrado la foto de Jaime Stiuso en televisión.

Stiuso es un especialista en inteligencia y contramedidas electrónicas que ha llegado a tener en su poder cosas mucho mas importantes que las carpetas que relatan el trabajo de estafeta motociclista que hacia el joven Álvarez en la Side procesista, plagada de nacionalistas, peronistas e antimperialistas.

Combatientes genuinos infiltrados en el corazón de las tinieblas del poder colonial del imperio. En la calle 25 de mayo y en la otra, mas británica.

Gerardo Young acaba de escribir un libro repitiendo las intimidades de la SIDE que es reemplazable con algunos ordenados cafés bien degustados en la comodidad de la Biela. Si, en la Recoleta progre y rosa zurda a la lavandina y por lo tanto oficialista. Y turística.

En realidad el gobierno en este asunto ha actuado con la misma irresponsabilidad elemental de los iluminados por las ancas de Shakira que giraban en torno a De la Ruina.

Como Antonito, ese extraño Fernando Lamas un poco ucronico que supo ser un político de pura raza argentino.

Se llevo la plata y la rubia sencillamente a Miami.

Hemos olvidado que durante la gestión de Santibañez al frente de la SIDE todos los legajos que se encuentran en la oficina de personal del órgano de la presidencia fueron transferidos a la empresa de seguridad e inteligencia norteamericana Kroll para su análisis.

Muchos de ellos fueron descartados y algunos otros, pasados a retiro en la Side antimperialista fueron contratados por Kroll y Asociados para actividades de inteligencia y seguridad privada.

Para beneficio del imperio naturalmente. O para infiltrarlo.

También Santibáñez como hoy Ezkenazi fue funcional a los intereses extranjeros y esta claro que los banqueros no pueden hacerse cargo de tareas que excedan la cartografía mental de un balance de ganancias y perdidas personal. La atracción del astrolabio y del ábaco es demasiado fuerte para ellos.

El astrolabio es para detectar donde exactamente depositar los fondos.

El delito de traición a la Patria no existe en la Argentina. Es una nebulosa jurídica que se desdibuja, pese a que piketeros a sueldo como D´Elia y algunas ONG luchan por el patrimonio territorial argentino contra Tompkins y Benetton no se sabe muy bien en beneficio de quien.

Es gente que quiere proteger el acuifero y otras reservas de agua potable, de algún desembarco de embotelladoras norteamericanas que se lo llevarían con un método de succión, logística y embotellamiento que todavía no se conoce en el mundo para semejante cantidad de agua.

Los sauditas, una vez, se llevaron un iceberg flotante que cuando llegó al Mar Rojo estaba prácticamente disuelto.

También hay peronistas y radicales en Ryad.

En la emergencia el lavagnismo ha actuado con mesura garrafal.

Pese a que en sus filas hay un hombre mucho mas complicado con aquellos años que Álvarez y esto debería haberlos puesto sobre aviso.

Ayer, Horacio Calderón fue amenazada por los desconocidos de Quebracho. Tengo por allí los teléfonos y mails de esta agrupación supersecreta por si alguien de inteligencia se ocupa seriamente del asunto.

La semana anterior hubo un apriete de doce monos sobre Yofre. Y contra nosotros hay en acto-uso esa palabra en "acto" o si prefiere "maniobra en curso, mi coronel" asi nos entendemos... una operación de desprestigio y contrainformación que se inicia en la calle Castelli de la ciudad de Mar del Plata.

Y tiene ramificaciones en Madrid y Caracas.

Partes de inteligencia descomunales y algo humorísticos. Odios transitorios de abnegados burócratas que mañana buscarán mis teléfonos.

Por las dudas.
 


 

Portada