NILDA GARRE, LA ARMADA Y EL SUR

 

Octubre de 2006

Por Strategicos


Nilda Garré, anunció que para 2007 está previsto el inicio de la construcción del muelle de la nueva Base Naval Integrada, que será emplazada frente a Ushuaia. También, se podría comenzar con las obras de la Base naval y de las primeras viviendas. De esta forma la transferencia de las actuales tierras que ocupa la Armada podría hacerse el año entrante, un hecho necesario para aliviar la crisis habitacional. Y también será realidad el desarrollo del Polo Logístico que centrará sus actividades en la tarea antártica. “Tenemos un enorme interés en el tema, no solo el Ministerio de Defensa ..., el país está interesado en este proyecto de transferencia de la Base a otra zona más alejada de la ciudad, donde también hay tierras que son de la Armada y esto facilita mucho el proyecto y la posibilidad de hacer un muelle para que haya un puerto con vistas a las tareas en la Antártida”, sostuvo.. Garré informó también que “la Armada está haciendo el concurso para el proyecto y estamos haciendo las tasaciones a través del Tribunal de Tasaciones tal como lo establece la legislación vigente, para poder ver como se compensan con las obras que hay que hacer en el área donde se radicara la Base”. “Vamos a comenzar con el muelle en el 2007 y espero que con las primeras viviendas y con la Base también lo hagamos ese año. Estamos tramitando los fondos con el Ministerio de Planificación Federal”, anunció la ex abogada de Guillermo Borda en el gabinete del general Onganía.


El objetivo de la Base Naval Integrada es el de disponer de una infraestructura moderna para lo cual se tiene previsto la construcción de un muelle naval-antártico, funcional para la operación de unidades de tipo rompehielos/polares de las naciones con bases en la zona antártica. Asimismo, implementar enlaces terrestres adecuados para la optimización de las capacidades del Polo Logístico. En esta obra participarán capitales públicos y privados, permitiendo de este modo el desarrollo del área logística mencionada y otros proyectos especiales. Además apunta a la aproximación sobre el Sur , el área geopolítica de proyección y de seguridad inevitable en cualquier análisis medianamente prospectivo de lo que puede ser una geopolítica argentina para el siglo XXI. El terreno de confrontación esta allí y el de seguridad, desarrollo, aferramiento y despliegue también.


Con Chile

En tanto, fuerzas terrestres, navales y aéreas de Argentina y Chile culminaron en el Canal de Beagle.
Las ministras de Defensa de Chile, Vivianne Blanlot y de Argentina, Nilda Garré, asistieron a la última jornada del ejercicio militar binacional denominado Solidaridad, consistente en un simulacro de catástrofe natural en la localidad chilena de Puerto Williams. En el mismo participaron unos 600 efectivos de ambos países, además de vehículos blindados, buques y aviones. Los ejercicios Solidaridad se realizan anualmente desde 2004 (el primero tuvo lugar en Río Turbio, provincia de Santa Cruz), como una forma concreta de cooperación en materia de prevención y mitigación de catástrofes. En el 2006 la ejecución del ejercicio incluyó principalmente a Puerto Williams y a la ciudad de Ushuaia, pero la zona afectada por la supuesta catástrofe es el territorio chileno, en la ribera del canal de la isla Navarino. El escenario de catástrofe contempló el corte de los servicios públicos, con aeródromo cerrado, muelle destruido, pista inundada, y graves daños en infraestructura y derrumbes. Las maniobras estuvieron al mando del comandante del Area Naval Austral de Argentina, contraalmirante Guillermo José Estévez, y del comandante en jefe de la Región Militar Austral y de la V División del Ejército chileno, general Ricardo Hargreaves.


En términos políticos ya se sabe desde hace un par de meses que el Ministerio de Defensa intenta recomponer sus lazos con la Armada, cosa bastante lógica si se analiza la trayectoria de la ministro pero no logra articular una relación armónica con el Ejercito ni encuentra solución al conflicto con la Fuerza Aérea sometida a un desguace virtual ya que su poder de fuego es realmente escaso.


En eso la actual política militar sigue los lineamientos de cooperación naval con Chile y Gran Bretaña mas allá de la retórica y de mantener en la congeladora los dos problemas que realmente alarmarían a los intereses petroleros que operan en la zona. El desarrollo de la energía nuclear - el test de Corea del Norte marca un camino de dispersión inevitable y de difícil control y hay que prepararse para la realidad del multipolarismo no solo cultural sino nuclear y de transferencia de tecnología misilistica incontrolada también - y la reconstitución del poder de fuego y proyección aéreo y aeronaval.


En el caso del Ejercito, mas allá de la guerra mediática desarrollada en torno a la guerra revolucionaria y contrarrevolucionaria de los setenta ,existe una absoluta incapacidad de Bendini para conjugar a la totalidad de la fuerza en su conjunto. Ocurre que algunos improvisados y amateurs de la Defensa como el CELS vendieron la teoría de los dos ejércitos. Teoría destruida por los hechos ya que solamente en el arma de caballería los cupos son hereditarios y conforman una sucesión de familias que se proyectan por varias generaciones.
La recomposición con los militares en actividad pasa simplemente por fijar una política militar que es esencialmente geopolítica, dotarlos de un presupuesto operativo para acceder a las tecnologías necesarias para el desarrollo de esas políticas y establecer un régimen de carrera que optimice los recursos humanos para poner en ejecución las mismas.


El territorio determina la misión, establece las alianzas, los ejercicios perfeccionan a los cuadros.


No es nada épico ni implica confrontar a la Teoría de los Derechos Humanos con la eventual teorización del golpe de Estado pero es escuetamente lo necesario.
 


 

Portada