10.000 PIKETEROS A LA BÚSQUEDA DE LOS HUESOS DE LÓPEZ

 

Octubre de 2006

Por Roberto Ruhr


Bien sabido es que las Madres de Plaza de Mayo despiertan amores y odios.


Ahora bien, la última controversia viene de la mano de Hebe de Bonafini y su opinión respecto al "Caso Julio López".

Fuentes extraoficiales aseguran que la Presidenta de la mencionada asociación habría hecho declaraciones para nada gratas acerca de la desaparición del desafortunado testigo. Bonafini habría dicho descreer de la ausencia de López, mencionando también que se trata del hermano de un policía cuya morada estaba exactamente en un barrio policial.

Algunos ya sospechan de estos comentarios debido a la cercana y amigable relación que mantienen las "Madres" con Kirchner. La duda se alimenta también de la frase que habría dicho Bonafini respecto a de las causas de esta mediática noticia: "Esto fue hecho para perjudicar al Presidente".

El hecho de que se mencione la mínima posibilidad de investigar a la víctima nos retrotrae a los años de plomo de Argentina, en donde el "por algo será" estaba a la orden del día. Resulta difícil de entender que justamente sea Hebe de Bonafini, defensora de los Derechos Humanos, quien plantee esta opción.

Por otra parte, desde costados mucho más opositores a "la Sra. del pañuelo blanco", se deja en el aire una idea: que la misma tenga información precisa por parte de Kirchner o de Aníbal Fernández, si es que no pertenece a los servicios de inteligencia.

Además de Bonafini, otras personas y movimientos salieron a "colaborar" para la reaparición de López. Entre ellos, el MTD Evita, quienes afirman que van a rastrillar la Provincia de Buenos Aires con 10 mil piqueteros. Lo que aun no se sabe son los métodos a utilizar.

No son pocos los que empiezan a sospechar que las funciones de los "cortadores de rutas" empiezan a salir a la luz, paradójicamente, de una manera bastante oscura. Los allanamientos que pudieran hacer estos sujetos atemorizan a cualquier ciudadano consciente. Esto deja en claro que no se trata simplemente de movimientos de desocupados sino que, tal como lo afirmaban muchos desde un principio, el transfondo político que los dirige es mucho más que obvio.

Si algún día la verdad sale a la luz, el paradero de López es conocido y no le sigue los pasos a la sombra de Rodolfo Walsh ni al fantasma de Alfredo Yabrán -ejemplos de cómo se naturaliza en Argentina la masacre y la corrupción- alguien podrá decir cuán erradas o acertadas fueron los frases que alrededor del "misterio López" se dijeron. Mientras tanto, y casi como una ilusión de inocencia, el país entero espera y reclama que el caso se resuelva.


Como un de pastel de bodas de Scott Fitzgerald para una boda inexistente.

 


 

Portada