ELECCIONES AMERICANAS: ¿EL IMPERIO CONTRATACA? SEGUNDA APROXIMACION.

 

Noviembre de 2006

por Strategicos

 

Las elecciones americanas han sancionada la derrota de los neocons – ex trotskistas endurecidos y faustianos pasados a la derecha americana, abriendo el juego a la CIA, brazo del Departamento de Estado, en perjuicio de los intereses petroleros que han sido parcialmente desplazados y la caída de la Bolsa de Valores en esta sucesión de crisis no fue un hecho menor o accidental si analizamos la característica de las acciones americanas que se fueron en cascada. Energéticas y tecnológicas.

Allí está la lectura en la que puede entenderse de forma cabal la elección de medio termino y la rápida sustitución de Rumsfield, el partidario de las blitz rápidas y de la Guerra de las Galaxias , por el veterano Gates, hombre que empezó de abajo en la CIA, y ahora es un influyente asesor de Jimmy Baker – negociador secreto con Turquía y Rusia, al inicio de la guerra - y pieza determinante en la comisión que monitorea Irak. Comisión que será potenciada como punto de encuentro de republicanos que siguen manteniendo el ejecutivo y demócratas que controlan las cámaras.


Y también por Bush padre si entendemos que tanto Baker como Gates son a la vez texanos y hombres del ex director de la CIA y ex presidente.


Gente que viene de una escuela política en donde el prestigio tiene que tener las dimensiones de un dirigible al menos para ser creíble.

En términos globales ha triunfado el aislacionismo americano con respecto al mundo lejano pero han perdido, del mismo modo, las corrientes xenofóbicas y huntingtonianas y básicamente arcaicas que pretendían cimentar la democracia americana con un absurdo muro antimexicano y antilatinoamericano, como si eso sirviera realmente para algo en estos tiempos.

Los americanos no quieren perder mas hombres en Irak pero en modo alguno están dispuestos a encarar una cruzada cultural contra sus vecinos con vehementes políticas de empalizada desactivadas internacionalmente.
El éxito del senador Carlos Menéndez, hijo de cubanos anticomunistas exiliados, único senador latino electo en un país de 300 millones de los cuales más de un tercio será latino en tres décadas subraya que la inmigración de los latinos comienza a recorrer el camino integracionista que atravesaron los abuelos africanos de Colín Powell y Condy Rice.

Estratégicamente los intereses profundos e imperiales parecen apuntar al reemplazo de los republicanos por demócratas centristas para establecer políticas de estado en puntos esenciales: Irak, proliferación nuclear, el TLC e inmigración, estos tres últimos interrelacionados.

Bush Joven, cabalgando la tensión eléctrica, el horror y la compasión desatada por los cruentos atentados del 11 S en Nueva York, las bajas civiles equivalen a todas las perdidas americanas en tres años de guerra ,intento avanzar con la política imperial de Teddy Rossevelt a comienzos del siglo pasado, convirtiendo la derrota frente al terrorismo sin estado de Al Quaeda, en una victoria geopolítica nacional y en una expansión casi napoleónica Pero las fuerzas nacionales y sobre todo culturales que esculpen esa nerviosa terminal de neuronas que se llama opinión pública no deseaban ninguna expansión imperial, ni siquiera en nombre de la democracia .

Ahora se perfila una situación parecida a la última etapa de Vietnam cuando fue reemplazado Mc Namara y se abrió a un juego multipolar que termino en las negociaciones de Paris. Negociaciones que escondieron el acuerdo antisovietico chino-americano que se desarrollaba entre bambalinas y que podría encontrarse, de forma semejante , en un juego diplomático superador de la impasse con Persia descartando tajantemente un bombardeo táctico sobre Teherán y su periferia y lanzando señales multipolares hacia Europa.
Otro de los actores robustecidos por la debacle republicana y que comenzara a replantearse su permanencia en Afganistán. Pero no en El Líbano.

Negociaciones ,las de Vietnam, que también en su momento bajaron el perfil militar de los bombardeos de los B52 que habían hecho tabla rasa de Laos y Camboya pero dieron mayor peso a la CIA y a las operaciones de las tropas especiales y boinas verdes como probablemente ocurrirá en Irak. Habrá menor despliegue y más operaciones clandestinas y nocturnas e invisibles, las que plantean estremecedores imperativos de conciencia a las almas bellas.

Curiosamente y en un patético gesto de tacticismo casi kirchnerista el tribunal que juzga a Sadam Hussein hizo coincidir la condena a muerte del prisionero de Bagdad con las elecciones sin entender que, tal vez el sadanismo con un Sadam negociando entre las rejas, es precisamente la impensada carta de negociación que los Estados Unidos mantienen para resolver el problema de la soberanía iraquí pulverizada y el inevitable transito hacia el post-sadanismo que no puede ser hecho sustancialmente por americanos. Los americanos no pueden volver a Sadam y el sadanismo para perpetuarse debe prescindir de Sadam pero no de su nacionalismo y allí esta la compleja clave que plantea la realidad desnuda en Irak “Gloria eterna a la nación y unidad religiosa” dijo el condenado y sus palabras quedaron revoloteando como claves de un ajedrez secreto o de un guión visiblemente prefabricado.

Sadam es útil vivo y muerto ha dejado de tener el valor moral que el antitotalitarismo mundial imaginaba. El general Abizaid no lo reemplazo y no hay un solo líder iraqui que sea conocido después de tres años de ocupación.


Esta ineptitud jurídica, (la precipitada condena a muerte de Sadam) en la Argentina encuentra su correlato igualmente impenetrable como un jeroglífico en el alucinante caso Amia que nos enfrenta virtualmente y solo virtualmente con Irán y destroza los criterios de los nacional.neutralistas del gobierno. Ahora se ve que no eran ni nacionales ni neutralistas y solo apacibles onanistas y pensadores locales de manos chicas y fantasía viva. Antiterroristas de fachada se alinean en un curioso juego de antiterrorismo virtual que puede hacer ajustarnos los cinturones a todos y en algún momento de la extraña cinta de Moebius del terrorismo internacional lo veremos.


En Estados Unidos , el asunto entierra gran parte de los objetivos de la campaña en Medio Oriente cuyo cumplimiento en los términos iniciales exigiría el desembarco de la infantería de marina en las universidades californianas y ciudades de la costa Este, comenzando por Nueva York.


Arrear a los liberales hacia barracas adornadas con empalizadas de alambres y terminar con el mito de la democracia de masas en favor de una guerra hipertelevisada en ese lugar lejano es otra inviabilidad digna umbilicamente de los ingenuos que en los años setenta creían que el general Alexander Haig sería el salvador moral de los Estados Unidos de América.
El pensamiento liberal americano es sólido y nació con la nación, de hecho es la única nación americana que inventó esa formula curiosa que es el nacional-liberalismo con apoyo popular.

El currículum del nuevo Secretario de Defensa resulta elocuente .


Si lo analizamos poniendo en foco signos biográficos que se complementan con la estrategia que viene entenderemos mejor el viraje que quiere hacer escapar a los americanos de las trampas mediorientales en una maniobra de contragolpe político que algunos leerán, algo quejosamente, como una derrota sin comprender que es el viático que los imperios pagan a su opinión publica. Hay efectivamente una paga de los soldados, otra de la opinión publica.

 

Esta ultima cobra con la cabeza de los políticos de forma limpia y escueta ,como la mano cortada de un ladrón en una luminosa plaza de Marruecos.

Desdramatizar la guerra, hacer trampas de guerra con las mejores intenciones posibles, es el objetivo de los profesionales de la guerra y solo eso podrá innovarla de forma definitiva y conclusiva. Mejor una guerra de baja intensidad con negociación y operaciones clandestinas e interrogatorios modelo Guantánamo que el infierno de las ratas atrapadas en una madriguera interminable que se amplifica atravesando y abrazando a la población entera.
Ciento sesenta mil muertos iraquíes son inexcusables cuando no hay horizonte político. Son tres bombas de Hiroshima sin resultado alguno. La realpolitik los descarta desde cualquier ángulo.

Pero justamente en lo político y la experiencia es enriquecedora para las almas bellas locales, Bush el Joven ha pasado apresuradamente de ser un candidato elegido con escasos votos a ser un presidente con el mayor apoyo interno e internacional después del 11 S para precipitarse en el desbarranco de la derrota en su propio país cuando dejo de sintonizar a sus electores.
Si un discurso como Justicia Infinita, Nueva Teoría de la Guerra Asimétrica y Choque de Civilizaciones se ha ido a la basura como comida congelada en mal estado y altamente perecedera en medio de las gordas moscas de Kerbala y de Bagdad imaginemos lo que queda para los charlatanes locales del proyecto hegemónico que en realidad nadie conoce aunque entendemos que es una cruza de desarrollismo sin vitaminas industriales ,montonerismo puramente gramsciano y un imprevisto toque de Arturo Illia que ya se visualiza en extraños gestos de “renunciamiento ” que reaparecen como un insoportable Akenaton argentino momificado.

El siglo XXI no sólo tiene líderes de espesor mediocre internacionalmente. Los destituye con una energía mediática que convierte al mañana y al ahora en un presente perpetuo transformando el poder en el fraude mas transitorio del mundo.
Y todavía no sabemos quien es lo de los dos mas inútil, si Bush o Kirchner, pero esta claro que cuando cualquiera de estos se divorcia de la realidad se quedan intelectualmente sin realidad y las victorias políticas se convierten alquímicamente en urnas funerarias.

Aquí una aproximación al futuro secretario de Defensa de USA.
Robert Michael Gates nació en Wichita, Kansas, el 25 septiembre de 1943. Fue el director general de la CIA (Central Intelligence Agency) entre noviembre de 1991 y enero de 1993 luego de una carrera de 26 años al servicio de la agencia y Seguridad Nacional. Es un viejo afiliado al Partido Republicano. Luego de aquel paso por la CIA asumió la presidencia de la Universidad Texas A&M.

El 8 de noviembre de 2006, tras la dimisión de Donald Rumsfeld, fue propuesto por el presidente de USA, George W. Bush, para ocupar el cargo de Secretario de Defensa, cargo que necesita de la aprobación por parte del Senado.

Gates fue mencionado hace algún tiempo por su relación con SAIC (Science Applications International Corporation), socia de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en Intesa, empresa que controlaba la información de la estatal venezolana.

Intesa nació en 1999 para crear una empresa de outsourcing en materia de informática. El capital inicial lo aportó Venezuela, que sólo tuvo derecho al 40% de las acciones. Y llegó a cobrar US$ 80 millones por sus servicios.

SAIC factura US$ 2.000 millones anuales que, en 90% de los negocios provienen de contratos con el Gobierno estadounidense en el área de defensa e inteligencia.

El giro actual de negocios de Intesa en América latina es de más US$ 300 millones. En SAIC se desempeñan ex funcionarios de Defensa de USA, como William Perry y Melvin Laird, y ex directores de la CIA, John Deutsch y Robert Gates, entre otros. Una empresa 'del sistema' que administran el general Wayne Downing (ex comandante en jefe de las fuerzas especiales), el general Jasper Welch (ex coordinador del Consejo Nacional de Seguridad), y el almirante Bobby Ray Inman, ex director de la Agencia Nacional de Seguridad y ex director de la CIA.

Gates
Robert Gates, trabajó durante 26 años para la CIA, donde comenzó su carrera desde la base hasta llegar al cargo de Director General. Sirvió durante 9 años en el Consejo de Seguridad Nacional, donde trabajó para 4 presidentes diferentes, tanto demócratas como republicanos, aunque es conocida su amistad personal con la familia Bush.

Nació en septiembre de 1943 en Wichita (Kansas), fue reclutado para trabajar en la CIA mientras cursaba estudios de Historia en la Universidad de Indiana. Antes de incorporarse a la Central de Inteligencia como analista, pasó 2 años en la Fuerza Aérea.

En 1987 fue nominado para director de la CIA, pero su candidatura fue retirada porque no contaba con el apoyo del Senado, por su vinculación con el escándalo Irán-Contra, también conocido como 'Irangate', en los años '80.

Robert Gate, finalmente, no fue procesado.

El presidente de USA, George Bush (padre), propuso a Gates por 2da. vez para Director de la CIA en mayo de 1991. En esta ocasión sí consiguió el cargo tras ser confirmado por el Senado. Se convirtió así en el 1er. funcionario de carrera de la CIA que alcanzaba el más alto cargo en el escalafón después de haber comenzado su carrera desde los puestos de base.

Cuando abandonó la CIA y fue a la Universidad A&M de Texas, en College Station, se especializó en desarrollo científico y tuvo una actitud destacable: invitó a participar a los estudiantes de las escuelas preparatorias Judson y Fox Tech porque dijo que quería incluir a hispanos y afroamericanos. En 1996 publicó sus memorias bajo el título 'Desde las sombras: La historia de 5 presidentes contada desde dentro y cómo ganaron la Guerra Fría'.

Gates habló de la importancia de seguir una carrera universitaria por las actuales condiciones del mercado laboral. "Los trabajos de manufactura que hacían sus abuelos ya no están en EU, se han ido para China y Taiwan, entre otros", dijo Gates. "Por eso, ustedes son el futuro de Texas, del país y deben procurarse una educación universitaria".

"La universidad tendrá US$ 375 millones en ayuda financiera para 2006 y cientos de becas", dijo Gates. En un semestre logró que sobre 7.100 estudiantes de 1er. año 1.000 fuesen hispanos.
 


 

Portada