El IBM-Banco Nación del kirchnerato, pruebas de la corrupción en la obra pública y algunas reflexiones sobre Scioli y Blumberg

 

Diciembre de 2006

Por Guillermo Cherasny
 

Cherasny y Lanata coinciden en develar el problema de las facturas truchas o mejor dicho los negocios de De Vido que en general son ya bastante conocidos. Es interesante analizar la doble contabilidad desmenuzada por Cherasny, cuyas fuentes, muy cercanas a Mr Bond, en realidad al inolvidable comandante Bond,  nacido del libro de un ornitólogo en Jamaica,  son en general precisas y bien informadas.El domingo pasado también Perfil, desde una óptica socialdemócrata, dedicó dos paginas al asunto pegando fuerte al sistema de recaudación kirchnerista.  A la realidad de Fritz Lang prehitlerista que se esconde en la Metrópolis de la familia K y sus amigos con sus múltiples candidatos multifuncionales que se virtualizan off-shore sobre las provincias o distritos que pretenden conducir desde el espacio ubicuo de la no política.


El problema de estas denuncias que interesan al público de Harry es que no parecen hacer mella alguna en la corporación política argentina.


Menos aun en el poder judicial o en el Congreso que hace ya siete años ha sido reemplazado en sus alegatos por los medios y las paginas Web y los portales que son más eficientes y mucho mas económicos que la llamada clase política.


Lisandro de la Torre y Leopoldo Lugones no perderían su tiempo hoy en ser diputados, les bastaría con un portal bien nutrido con un contorno cultural adecuado y llegarían exactamente a las cinco mil personas que interesan.


Y que preocupan a Bielsa.


Y él sabe porque.


El resto queda para Tinelli.


Sin embargo, entre las novedades, debemos aplaudir el desembarco de Scioli, hombre de la no política, en la provincia de Buenos Aires.


Curiosamente podría posibilitar como en un juego de espejos de Alicia en el País de las Maravillas que el sosegado pero duro señor Blumberg se decida finalmente a desembarcar implacablemente en la Nación.
Ambos son outsider y en un país que reclama gente de afuera, figuras off-shore, Blumberg tiene la marca genuina que determina la tragedia y la obsesividad para llegar sin vacilar al objetivo.


No tiene aparato no tiene experiencia dicen algunos dispépticos y flatulentos que con aparato y gobierno no logran evitar ni la inseguridad, ni la crisis estructural de la energía, ni resolver de forma fecunda el problema social, ni imaginar siquiera el accionariado nacional, ni encauzar las relaciones exteriores, ni impulsar el MERCOSUR y menos aun replantear las bases de la reconciliación nacional argentina para todos.


Entonces viene la pregunta inevitable, en este juego, en esta gran pulseada entre Caracas y Santiago de Chile que encuentra a la Argentina estrictamente dividida ¿quienes son realmente los genuinos outsider? ¿Los tránsfugas y vivillos del País Virtual?


O la gente que genera incesantemente el País Real.


Asuntos para pensar.


Edgardo Arrivillaga

 

La nota

De Vido y el "Pacha" Velasco complicados en coimas por gasoducto. Néstor Ulloa, jefe Nación Fideicomiso, sugirió a la empresa sueca Skanska que comprara facturas truchas a la empresa fantasma Infiniti Group.

En varias oportunidades hemos denunciado desde "Brokers" que en la construcción de obra pública manejada por el ministro Julio De Vido y José López, el secretario de Obras Públicas, cobraban el 15 por ciento en negro de cada construcción que otorgaban. También hablamos del contador Andrés Galera, quien era el encargado de recibir la coima.

 

Hace unas semanas, el juez penal económico Javier López Bizcayart recibió una denuncia de un inspector de la AFIP que descubrió que una empresa fantasma llamada Infiniti estaba emitiendo facturas truchas en beneficio a la sueca Skanska, adjudicataria de obras laterales del gasoducto del norte. Esta obra por construir arrancaría desde Tarija, Bolivia, y llegaría a toda la zona noreste y noroeste del país. La misma va a ser ejecutada por Techint y Repsol YPF, pero por los problemas políticos de Bolivia todavía no se pudo iniciar.

 

El juez, que ya detuvo a dos personas vinculadas a Infiniti, ordenó una serie de allanamientos a otras
empresas sospechosas de proveer facturas truchas. Hace un mes y medio, cuando el juez descubrió esta operatoria, le pidió a Aníbal Fernández, Ministro del Interior, que envie a la gendarmería a custodiar el tercer piso de la sede central de la AFIP, pero el Ministro se negó según informó el diario "Perfil".

 

A dos días de la negativa del Ministro se produjo un incendio en ese tercer piso y Alberto Abad, el administrador general de la AFIP, declaró que tiene el registro infiormático de todas las facturas, por lo cual no habrían desaparecido los comprobantes de las facturas verdaderas y de las truchas. Como las declaraciones de los funcionarios del gobierno están devaluadas desde que sus propios encuestadores se equivocaron en 30 puntos sobre las elecciones de Misiones y con el 0,7 de inflación del último mes (que nadie lo toma en serio), es muy probable que las miles de facturas truchas que ser emitieron durante 3 años y medios para esconder el pago de coimas hayan desaparecido.

 

Este caso sería uno de los centenares o miles de obras y viviendas construídas con dinero del gobierno. Hay que recordar que el entonces ministro Roberto Lavagna denunció la cartelización de las empresas vinculadas a la Cámara de la Construcción que trabajaban para el gobierno y que facturaban sobre precios. Por ende ocultaban al Ministerio de Planificación el pago de coimas y que iban a formar la caja negra del kirchnerato.

 

Por primera vez aparecen las pruebas de la infamia y constituyen un caso similar al escándalo IBM-Banco Nación cuando, en 1995, se descubrió que una empresa había evadido el pago de IVA sobre 35 millones de pesos dólares que era la cifra exacta de la coima que IBM le pagó al Banco Nación por el denominado proyecto Centenario.

 

En el día de hoy, "Ambito Financiero" en su tapa y en páginas interiores, agrega el nombre de Néstor Ulloa, un jujeño vinculado al Gobernador Fellner, al "Pacha" Velasco y a Julio De Vido como el funcionario que le sugirió a una empresa adjudicataria que comprara facturas truchas para evadir el pago de impuestos.Como dijimos al principio, desde hace tres años venimos denunciando que el Ministerio de Planificación federal, a través de la Secretaría de Obras Públicas, adjudica obras por encima de su valos real para permitir el pago de coimas. El procedimiento es el siguiente: adjudicada una obra se otorga un certificado por el 15 % del valor de la obra inflada y el adjudicatario, al cobrar el cheque, inmediatamente lo devuelve como coima al contador Andrés Galera, cajero del secretario de Obras Públicas y subordinado de Julio De Vido. Como este pago es en negro, si la empresa adjudicataria tuviera que pagar impuesto a las ganacias e IVA, su ganancia sería mínima o inexistente, por lo cual compra facturas truchas evadiendo el pago a la AFIP y, de este modo, los cajeros del kirchnerismo y las empresas obtienen grandes ganacias pagadas por todos nosotros. Es de suponer, que luego de tres años y medio de adjudicación de obras públicas y viviendas populares por miles y millones de pesos, han generado una caja negra millonaria en dólares para el kirchnerato.

 

Toda esta operatoria no la pudo hacer el Ministerio de Planificación Federal sin la complicidad de la AFIP y otras dependencias del Estado. Solo a partir de la aplastante derrota de Misiones, un inspector de la AFIP se animó a abrir esta investigación y comunicarsela al juez penal económico Javier López Bizcayart, el primer magistrado que se anima a investigar a fondo la corrupción de este gobierno. Es más, intentó que el Ministro del Interior enviara la gendarmería a proteger el tercer piso de la AFIP donde se encuentra todo el registro de facturas, cosa que se negó y a los dos días se produjo un incendio casual.

 

Es de esperar que el nuevo y reducido Consejo de la Magistratura no intente promoverle juicio político al primer juez que mete el dedo en la llaga de la corrupción del kirchnerato

 


 

Portada