EEUU: DESPUES DE RUSMFELD, MAS RUMSFELD

Diciembre de 2006

Por Strategicos


Mientras el Consejo de Seguridad de la ONU se apresta a votar las sanciones contra Irán, EEUU se dispone a enviar más barcos de guerra y aviones de combate destinados a reforzar su flota en el golfo Pérsico, informó el diario The New York Times, que cita fuentes del Pentágono. Desde Londres llegan informaciones consistentes que anticipan un ataque terrorista sobre un blanco británico en la isla.


De esta manera, el New York Times se hace eco de las versiones lanzadas a partir del lunes en las cadenas informativas estadounidenses, que coinciden con la estimación de una escalada militar en Medio Oriente y en Asia en el 2007, donde Corea del Norte ya advirtió a EEUU -tras el fracaso de las negociaciones en Pekín- que lanzará nuevos ensayos y reforzará su capacidad de ataque nuclear.

El objetivo en la región del Golfo es doble: prepararse para aplicar las sanciones que el Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto aprobaren respuesta al desafío nuclear iraní y lanzar un contundente "mensaje" al régimen de Teherán.

 

Se espera que el nuevo jefe del Pentágono, Robert Gates, apruebe la próxima semana el envío de un segundo portaaviones con su correspondiente grupo de combate, que podría llegar a la zona a principios de
año, señala el influyente diario neoyorquino.


Los estrategas militares pretenden que el segundo portaaviones arribe a la zona a finales de marzo.

Este calendario coincide con el plazo de 60 días que daría el Consejo de Seguridad a Irán para que cumpla con las exigencias votadas en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Por su parte, diplomáticos occidentales en la ONU aseguran que esta decisión está totalmente desvinculada de las decisiones que adopte el Consejo de Seguridad para castigar a Irán por sus ambiciones nucleares.

EEUU cuenta ya en la zona con el portaaviones Eisenhower, que está escoltado por varios buques de ataque y un submarino.

Estos navíos suelen transportar hasta 80 cazabombarderos y también son utilizados para operaciones que no son de combate.


Los estrategas estiman que este reforzamiento
de efectivos navales será útil también para apoyar o proteger a los contingentes desplegados en Irak y Afganistán. Aunque el mensaje va dirigido directamente a Teherán y Damasco.

 

Los rumores de un eventual reforzamiento de la fuerza naval estadounidense en la región empezaron a circular tras el encuentro del presidente George W. Bush con el primer ministro británico, Tony Blair, y cobraron forma la pasada madrugada.

Según las fuentes el segundo portaaviones estaría estacionado lo suficientemente cerca del Golfo como para responder con rapidez ante cualquier "provocación" en el área.


El Reino Unido estaría considerando movilizar más efectivos, afirma por su parte The New York Times, que también cita fuentes militares del Pentágono.

El último informe del Pentágono presentado ante el Congreso acusa directamente a Irán y Siria de estar minando el proceso de conciliación política en Irak, "dando apoyo a las fuerzas que están contra el
Gobierno y la coalición".


Lo que ocurre en verdad es que tanto Siria como Irán son las fronteras permeables que permiten el reaprovisionamiento logístico y militar de la guerrilla nacional iraquí y al respecto conviene recordar que durante la primera guerra del Golfo , Sadam salvó casi en su totalidad su aviación instálandola simplemente en zonas de la frontera iraní, repitiendo el esquema de colaboración ruso-aleman ,desarrollado por las dos fuerzas aereas en los años treinta, frente a los acuerdos de Versalles.

Igualmente el reforzamiento de la presencia militar en la región del golfo Pérsico permitirá controlar el flujo de materiales que puedan ser utilizados por las guerrillas en Irak y aplicar el régimen de sanciones que se decida en la ONU contra el programa nuclear de Irán.

La Fuerza Naval británica precisa que mandará dos buques para reforzar las actividades de desminado en las aguas patrulladas por la coalición.

Al portaaviones Eisenhower, que estará en la zona hasta mayo, se le sumaría previsiblemente el Stennis, que podría salir hacia la región en enero.

Al duplicar el número de portaaviones,fuentes navales estiman que los comandantes dispondrán de la capacidad necesaria para mantener un grupo de ataque cerca de Irán y otro fuera del golfo Pérsico para hacer
patrullas en Afganistán. Un Grupo de Tareas serviría de ataque con el clasico dispositivo de conectar submarino, flota de superficie, aviación y posición satelital y el segundo serviría para cubrir la retaguardia y proceder a los sistemas de rotación de la logística puesta en ejecución.

La orden para el despliegue debe darla el nuevo secretario de Defensa, Robert Gates, que esta semana se encontraba de viaje oficial en Irak, visitando a las tropas desplegadas en el país árabe.


Guerra trivalente

La perspectiva del conflicto iraní en la ONU combina tres
escenarios fluctuantes y simultáneos: "guerra diplomática", "guerra económica", y "guerra militar" que sobrevendría si EEUU y las potencias aliadas tampoco alcanzan una fórmula para presionar a Irán a abandonar su programa con simple bloqueo económico.


Para los expertos está claro que las sanciones que están a punto de ser votadas en el Consejo de Seguridad -más allá del alcance que tengan- no amedrentarán a Irán ni detendrán su programa nuclear ni su programa genético, que es otro de los puntos en discusión ya para los persas la vida se concibe a partir del tercer mes del embrión, lo cual les ha permitido avanzar

revolucionariamente en el campo de la clonación.


En ese aspecto, también las declaraciones del papa Benedicto XVI en Roma no pueden leerse de forma casual y confirman que la alianza entre el imperio atlantista y la potencialización de la religión iniciada por Juan Pablo II en el continente , se mantiene de forma sólida pese al internismo católico y los mensajes subliminales laico-progresistas.


Esto explicaría también el veto sobre todo francés al ingreso de Turquía a la Unión Europea antes de resolver dos problemas esenciales : la libertad religiosa para ortodoxos, judíos y católicos y el problema crucial de los puertos de la aislada republica turca de Chipre oriental que son estribos vitales en el trafico del contrabando mediterráneo.

Los movimientos y las "señales" -registradas por la prensa norteamericana- son indicativos de que el eje
Washington-Israel-Unión Europea podrían dar un "desenlace militar" al dilatado conflicto con Irán, una pieza central en el tablero del Medio Oriente.

Pero un "desenlace militar" del conflicto con Irán para algunos puede detonar un efecto encadenado en todo el Medio Oriente, empezando por Irak donde seguramente estallaría la alianza de EEUU con el gobierno de mayoría
chií influenciado por los ayatolas de Teherán según había precautoriamente adelantado el informe Baker.


Esta ultima apreciación es sin embargo discutible si se analiza la larga guerra entre Irak e Iran -1981/1987/ que no volcó las masas scitas del lado Iraní si bien obligó al gobierno de Sadam a ceder espacios de poder el clero scita nacional para mantener la integridad del territorio en la zona sur,en particular Basora.

Para los expertos está claro que las sanciones que están a punto de ser votadas en el Consejo de Seguridad -más allá del alcance que tengan- no amedrentarán a Irán ni detendrán su programa nuclear.

Además, con el seguro veto de China y Rusia, a cualquier medida que comprometa su comercio bilateral con Irán, tampoco hay garantías ni certeza de que el régimen de los ayatolás sufra un bloqueo como el que
padeció Irak antes de la invasión militar en 2003.Se suma a esto que Teheran prosigue con sus sustitución de reservas del dólar al euro colocándolas esencialmente en zonas seguras en la Republica China.

Esto condiciona el componente económico y torna inevitable el ataque militar "preventivo" contra las centrales nucleares iraníes en el 2007.

Y contra lo que suponían los expertos: Francia y Alemania -según indican todas las señales- esta vez podrían acompañar al eje EEUU-Israel_Gran Bretaña en las acciones militares contra Teherán.

La incógnita: Rusia y China.


Principalmente Rusia, cuya decisión final ante un ataque militar a Irán resulta dubitativa ante la tremenda deuda -8.000 millones de dolares –que el Banco Mundial liderado por Wolfowitz no ha devuelto aun a Rusia luego de la derrota del regimen sadanista pese a la significativa colaboración que el presidente Putin ha dado a la coalición occidental.No solo ha desmantelado a la KGB y a los radares de Cuba sino que prestado Guantanamo como estación policial de interrogatorios en el Caribe.

Y de esta forma también las informaciones relativas a un inminente atentado terrorista en Londres contra un medios de transporte publico tendrían cierto grado de verosimilitud y las declaraciones de Al Qaeda apuntan a liderar una resistencia iraquí con la finalidad de expandir el conflicto hasta El Libano , Arabia Saudita y los emiratos.


Si algo de esto se cumple aproximativamente implica que el triunvirato Rumsfield, Condy y Cheyney continua proporcionando alternativas en materia de política militar absolutamente desvinculadas de las recomendaciones del informe Baker.


Y que Bush el Joven elige la fuga hacia adelante para apostar a una refocalización de sus objetivos geopolíticos en línea con la doctrina de Teddy Roseevelt, conocedor que si los republicanos prosiguen en esta dirección perderán igualmente al menos por una década la conducción del ejecutivo americano.

 


 

Portada