EL EMBAJADOR DE KIRCHNER EN ESPAÑA PODRÍA SER CITADO A DECLARAR EN LA CAUSA QUE INVOLUCRA A ISABEL PERÓN

 

Enero de 2007

 

Quien otrora fuera abogado de María Estela Martínez de Perón, sobre la que pesa hoy un pedido de captura internacional podría ser convocado a declarar en la causa que apunta a la ex presidente.

El embajador en Madrid, Carlos Bettini, un hombre del riñón kirchnerista y ex montonero de armas tomar –fierrero en la jerga - fue el abogado, apoderado y confidente de Isabel Perón, como prefería ser llamada la última esposa del tres veces presidente de los argentinos del siglo XX.

Cuando Isabel estuvo en prisión (tal como lo hiciera cuando Carlos Menem estuvo recluido en la quinta de Don Torcuato), Bettini fue una de los principales voces en pedir su liberación ante la Justicia.

Lo llamativo es que el diplomático que guarda los secretos más herméticos de la ex mandataria no sea llamado a declarar en el juicio contra las viejas autoridades en torno a la “Alianza Anticomunista Argentina" o Triple A, cuyo objetivo era aniquilar el accionar subversivo y por el que deberá declarar Isabel Perón, actual residente en España.


Pues si como se sostiene en ámbitos bien informados, Bettini fue confidente de Isabel antes y durante la última dictadura militar aquella información que posee será crucial para la causa.


Bettini posee además ciudadanía española lo que dificultó su nombramiento ante el Senado pero una acción indirecta del rey Juan Carlos, ligado a Kirchner por los intereses petroleros de Repsol y los de Telefónica respectivamente normalizaron la curiosa situación del embajador argentino que ahora podría ser reclamado por la justicia argentina.


En ambientes diplomáticos se sostiene que Juan Carlos es el verdadero Padrino de la banda de negocios argentino- española pero el Borbón no jugaría su prestigio por el discutido embajador argentino.
Oyarbide y las organizaciones de Derechos Humanos han abierto una Caja de Pandora incontrolable.
 

 


 

Portada