MALVINAS: DESERCIÓN PRESIDENCIAL

Abril de 2007

Por Victor Lapegna


Se termina este 2 de abril cuando se cumplen 25 años de la recuperación de las Malvinas, día en el que embanderé el balcón de mi casa, evoqué con emoción y orgullo a nuestros combatientes y acabo de volver de la Misa que oramos en su recuerdo y homenaje en la Catedral Metropolitana.


Antes de que la jornada termine quiero mandar este mensaje para resaltar dos hechos que no sorprenden, pero que sí avergüenzan.


1 - El Presidente de la Nación y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas no asistió al acto central de homenaje a quienes combatieron en Malvinas que se hizo en Tierra del Fuego, desmintiendo en los hechos a su ministro de Defensa que había anunciado que iba a concurrir.


2 - En el aviso publicado hoy en todos los diarios por el Ministerio de Defensa y la Presidencia de la Nación titulado “Honor a los Caídos en Malvinas”, antes de los nombres de nuestros compatriotas muertos en aquella gesta, se escribe: “El Gobierno Nacional brinda homenaje a los soldados, suboficiales y miembros de las Fuerzas Armadas, a los integrantes de la fuerzas de seguridad y civiles caídos en el conflicto del Atlántico Sur” (sic). ¿Por qué “soldados, suboficiales y miembros de las Fuerzas Armadas” y no “soldados, suboficiales y oficiales de las Fuerzas Armadas”?. Supongo que ha de ser por que la Presidencia de la Nación y el Ministerio de Defensa, en una actitud que sólo puede ser calificada como infame, se niegan a reconocer que hubo oficiales de las Fuerzas Armadas que murieron en Malvinas como héroes, comenzando por el capitán Giacchino, de la Infantería de Marina, caído el mismo 2 de abril.


Como puede constatarse, ni a los que murieron por la Patria se respeta. Que Dios y la Virgen María nos asistan.
 

 


 

Portada