LIBERALISMO, PIQUETEROS Y JUSTICIALISMO

El liberalismo aparece confundido e inepto para plantear la combate por su auténtica vigencia. La retórica del libre mercado, de la libertad de precios y del flujo de importaciones y exportación lo despojó de capacidad de respuesta.

También aquí se evidencia el efecto del "lavado de cerebro". Salvo criticas marginales a la falta de independencia de los Poderes no logra correr el velo que disimula los movimientos autoritarios de los titiriteros de funcionarios, las configuraciones oligopólicas y monopólicas de la economía y la política, la violación constante de las reglas del estado de derecho, el intervencionismo estatal que disloca el carácter alimentario del salario y de la propiedad y la sujeta al capricho del gobierno.

Algunas disposiciones emparentadas con la ley Chapelier, que prohibía las organizaciones sindicales del siglo XIX, sirven para conservarlo en silencio. Así las recientes Resoluciones del Ministerio de Trabajo sobre obligatoriedad de la presentación de declaraciones juradas de titulares de obras sociales y sindicatos, son apreciadas con contenido regocijo.

La violencia sistemática de la TV y videojuegos no es denunciada pero la inseguridad de la persona y de la propiedad mueble e inmueble le hace clamar por el orden. Los "reality shows", cima de degradación humana solo obtiene réplicas que no pocas veces se contradicen.

El surgimiento de los grupos "piqueteros", que ya alcanzaron personería a partir de los acuerdos que formalizaron con las autoridades, puede terminar como expresión moderna de los "sans culots" de los inicios de Revolución Francesa, del partido de los Iguales de Baubef, de la época del Directorio Thermidoriano, conformarse como partido político sin superar las líneas de borde que hoy declaran, desbancando a los tradicionales o diluirse en tanto anecdótica manifestación "foquista"

El Justicialismo se encuentra también impedido de articular iniciativas integrales porque aparece invadido por el virus de la discordia tribal, sin que se hayan producido los anticuerpos necesarios para vencerla.

Retóricamente denuncia pero es incapaz de responder a la apropiación por parte de un 20% de la población del excedente económico y del 58% del ingreso nacional (El cronista 9.8.01) Llega a comportase como "camarada de ruta" vergonzante de la cultura de exaltación de la mediocridad y de la tetanización espiritual, ora aquejado de complejos de culpa, ora de realidades culposas.

DESLEGITIMACION Y MANIPULACION

De acuerdo con Max Weber no existe hoy en la Argentina ni autoridad carismática (respaldada en esta única y remarcable cualidad que se reconoce a una persona determinada para conducir), ni autoridad tradicional (basada en el acatamiento de normas no escritas) ni autoridad racional (sustentada en leyes escritas respetadas)

Atenidos a la tipología de Jerry Kloby estamos inmersos en una fuerte tormenta de deslegitimidad institucional toda vez que "un significativo numero de personas" cuestiona abiertamente la autoridad del sistema político y de los autotitulados dirigentes públicos.

Se reiteran actos de coerción y tentación destinados a que los otros adopten las conductas queridas. Aunque formalmente se deja libertad para elegir, en los hechos se fuerza a decidir en forma predeterminada.

Hay un ilegitimo uso del poder a través del empleo masivo de la manipulación entendida esta como el "ejercicio secreto del poder, desconocido por aquellos que están influenciados" (Stuart Mill)

Tal poder radica en el control, prioritariamente privado, "sobre los medios de comunicación y sobre el flujo de información con el fin ultimo de controlar la opinión publica inclusive el pensamiento del pueblo y desmovilizar a las masas, manteniéndolas con información enferma o pasiva que afirme la desesperanza y boquee soluciones" (Inequality, Power and Development. The Task of Political Sociology, Jerry Kloby, Paper edition ISBN: 0-391-04019-7, 1997)

La economización y privatización del derecho publico es la contracara de la publicitación del derecho privado del comunismo stalinista es otra de las manifestaciones de nuestra época

"La idea básica es que la ley debe apuntalar la economía, como sistema de reglas y derechos destinada a garantizar el correcto funcionamiento de los mercados. Es un deber del juez hacer que la ley los sirva. Tomando prestado de la teoría de Public Choice, profesores de economía y derecho ... obtienen que los tribunales ignoren los mandatos legislativos, protejan a las minorías y salvaguarden la eficiencia de los mercados" (The Limits of the Markets, Robert Kuttner adaptado por el autor Everything for Sale: The Virtues and Limits of Markets, Alfred A. Knopf, Twentieth Century Fund, enero 1997)

Si los argentinos no queremos seguir siendo cómplices del falseamiento sistemático de la democracia y de la destrucción del régimen republicano hay que animarse a "nombrar", a definir y enjuiciar la "realidad verdadera" y presentar sin hipocresía las alternativas polares sobre las que habrá que optar.

anterior         siguiente