anterior
OBSERVACIONES

El examen de estas normas permite reparar el incumplimiento del decreto 333/85 aprobado por el entonces presidente Alfonsín sobre "Normas para la Elaboración, Redacción y Diligenciamiento de los Proyectos de Actos y Documentos Administrativos"

Presentan serias incoherencias, escasa sistematización en su estructura formal y pronunciada falta de integralidad es decir de disposiciones que reglen acabadamente las exportaciones.

El decreto 1977/85 de envíos a Bolivia, incluye "gel" para completar carga NAPALM" en oposición con el Protocolo de Prohibición o Restricción de Uso de Armas Incendiarias (Protocolo III) firmado en Ginebra el 10/10/80.

A diferencia de los decretos de Menem donde la instrucción forzó el armado de un rompecabezas incriminatorio donde desempeñaron un importante rol testigos inhábiles, los del ex presidente Alfonsin ofrecen en si mismos datos objetivos de procederes sospechosos.

Como en el caso del ex presidente Menem estimamos que el ex titular del PEN también actuó en su calidad constitucional de comandante en jefe de las fuerzas armadas por lo que su conducta no resulta punible por aplicación del articulo 34 punto 4 del Código Penal en tanto no se le pruebe la comisión de los delitos de enriquecimiento ilícito o de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función publica.

Del hecho de conocer el destino del armamento solo podría hacerlo pasible de responsabilidad política (venta de armas a un país en guerra, intervención en los asuntos internos de un estado, asistencia a insurgentes, entrega de armamento prohibido) con alcance declarativo el Congreso de la Nación.

En cambio los vicios materiales y formales que emergen notoriamente de las normas comentadas envuelven la responsabilidad administrativa y penal de sus asesores y de los organismos de gestión de las autorizaciones.

Si con la figura de la asociación ilícita y de la falsedad ideológica se hace sonar el "timbre de la verdad" para ensordecer a la opinión publica desde la perspectiva jurídica resulta inaudible cuando alcanza al ex presidente Menem.

LA SITUACIÓN INTERNACIONAL Y LAS EXPORTACIONES DE ARMAS DE ALFONSIN


Las exportaciones de material bélico durante el gobierno de Alfonsin acontecen dentro de un panorama donde el peligro comunista era sentido como una cuestión de seguridad nacional por los EEUU.

Hay dos situaciones muy relacionadas que merecen atención porque ofrecen una hipótesis sobre la venta secreta de armas a Irán, Perú y Bolivia.

El 22.9.80 Irak ataca militarmente a Irán. El Consejo de Seguridad de la UN tardó cuatro días en reunirse y cuando lo hizo dictó la Resolución 479 convocando al cese del fuego. No condenó la agresión iraquí ni demandó la restitución de la situación "ante bellum".

Todo ello a pesar que el Departamento de Estado de los EEUU había colocado a Irán en 1980 en la lista de los países terroristas. La razón de esta actitud del gobierno de Washington estriba en el comienzo de la aplicación de la doctrina del balance de poder que finalizara en la presidencia de Bush.

Preocupado porque Arabia Saudita pudiera seguir a la posición fundamentalista del ayatolá Khomeini y dada la fuerte penetración soviética en su gobierno el presidente Reagan comenzó a dar alternativamente soporte militar y financiero a uno y otro país a fin de que ninguno descompensara la situación geoestratégica en el Medio Oriente.

De tal manera que a pesar de que Irán se mantenía una relación hostil con EEUU cuando Irak lo invade Washington inicia una política dinámica buscando que el " field" de la balanza se mantuviera en el centro.

A raíz del secuestro en 1984 de ciudadanos norteamericanos por parte de fundamentalistas del ayatolá Khomeini, se inició una acción encubierta destinada a intercambiar rehenes por armas y a través de operaciones comerciales obtener fondos para asistir a las fuerzas antisandinistas en Nicaragua.

Se envió simultáneamente equipo bélico a Irak sacándolo también de la lista de países terroristas y se le otorgó un papel importante en el proceso de paz árabe - israelí.

Cuando Irak invadió Kuwait el presidente Bush se volvió resueltamente contra Irak. Derrotado éste militarmente en la Guerra del Golfo, EEUU con fuerzas militares estacionadas en Arabia Saudita se ha mantenido con aptitud para disciplinar a ambos adversarios.

La operación encubierta dirigida por Oliver North, denominada después caso "Irán/Contras" que se había iniciado en 1983 con un intento de compra a Israel por parte del Secretario de Defensa de material bélico capturado a los palestinos y revelada en 1986 por un diario libanés, puso al descubierto una venta de armas a Irán y la aplicación esos fondos a la lucha de los "Contras" en Nicaragua.

En este panorama estratégico Medio Oriente – América Central debe insertarse la venta de armas de Alfonsin.

Es significativa una referencia que hace el ex director de la CIA, Willam J. Casey, quien "consideró que El Salvador, Guatemala, Honduras y un país sudamericano (one South American country) como posibles estados que podían prestar ayuda a los insurgentes" Afirmó también que a comienzos de 1985 "Reagan urgió al Jefe de Estado de Arabia Saudita a continuar con el apoyo a los "Contras". "Consecuentemente, dice, este país realizó una contribución de mas de U$S 25 millones" (UNITED STATES OF AMERICA V OLIVER L. NORTH, DEFENDANT CRIMINAL Nº 88-0080 02 – GAG, DE LA CORTE DEL DISTRITO DE COLUMBIA)

Es muy plausible que los mayores embarques especialmente de cohetes, cohetería de 105 mm y lanzadores, misiles antitanque, tanques TAM y sistemas de comando de armamentos, tres de ellos sin especificarse su monto, realizados por el gobierno de Alfonsin a Irán en el ultimo semestre de 1985 tuvieran el guiño de los EEUU y el dinero haya provenido de las autoridades de Riyadh. No debe olvidarse que todos decretos firmados por Alfonsin estuvieron bajo la calificación de "Secretos"

Mas allá de cualquier suposición el dato es que la Argentina apoyó logísticamente la contraofensiva iraní que culminó con la ocupación de la Península de Fao en Irak en 1986 en tanto que el 1984 había hecho lo propio con las islas Manjón. Como ya vimos por el decreto 1723/84 del 7.6.84, se había enviado a este país 18 piezas de artillería de 155 mm, municionamiento para los mismos y equipos de comunicación.

"De 1981 a 1986, EEUU embarcó clandestinamente armas a Taheran... esos embarques eran parte de su política para promover la mutua destrucción de Irán e Irak. El gobierno informó incluso sobre los nombres de elementos izquierdistas a ese país a resulta de lo cual se produjeron cientos de muertes de disidentes.

Los EEUU estuvieron generalmente del lado de Irak durante los ocho años de guerra. Mientras toleraba los masivos ataques de Irán contra los buques tanques de Irán, la Marina intervino para proteger los barcos petroleros de Irak y Kuwait de las represalias" (Irán, Sthephen Zunes, Universidad de San Francisco, Foreign Policy, Volume 2, number 12, agosto 1997)

Si esta política era coherente con la de Washington no lo fue menos en el área latinoamericana donde el gobierno de Alfonsin habría ayudado a los "Contras" nicaragüenses en connivencia secreta con los EEUU.

En la causa incoada contra Oliver North se señala que el 25 de julio de 1984 en el Grupo de Planeamiento del Consejo Nacional de Seguridad (NSPG) se discutió la forma de acercar recursos a la resistencia nicaragüense, ya en plana vigencia la enmienda Boland (sancionada por el Congreso controlado por los demócratas por la cual se prohibía a la CIA y a cualesquiera otra agencia facilitar asistencia militar a los "Contras" de diciembre de 1983 a septiembre de 1985)

Los fondos recibidos por la resistencia antisandinista a comienzos de 1985 por Arabia Saudita, U$S 17 millones fueron para municiones, armas y sistemas de apoyo de combate.

Parte de los mismos bien pueden haberse usado para pagar la venta de armas livianas a Bolivia, decretos 1896/85 (30.9.85) y 1977/85 (9.10.85) y a Perú, 1738/85 (11.6.85) y 516/87 (2.4.87) Las operaciones pudieron haberse efectuado con certificados de destino falso dado que hay constancias de que Honduras, Guatemala y El Salvador proveyeron de esos papeles apócrifos para la compra de armamento.

El primero los extendió para fusiles automáticos en tanto el segundo lo hizo por U$S 8 millones para munición (UNITED STATES OF AMERICA V. OLIVER L. NORTH, Criminal Nº 88-0080 02 – GAG)

Si es cuestión de hacer referencia a la capacidad de pago de un país para concretar una operación de venta de armamentos, 1985 no era el año para esas operaciones ya que el entonces presidente Paz Estenssoro se encontraba en pleno proceso de "ajuste estructural" de la economía de su país.

Si el destino del armamento establecido en el decreto 1977/85 de exportaciones de un banco de ensayos para cohetes y motores cohetes fue real, importó provocar una descompensación del poder militar a favor de Perú respecto de Ecuador.

Cabe apuntar que hacia mayo de 1986 los países europeos no aprobaban la transferencia de misiles antiaéreos "desde Suramérica" a El Salvador como antesala para su remisión a la resistencia sandinista o a los países que requerían compensaciones en material militar como Guatemala y Honduras.

Los envíos a Bolivia y Perú se realizaron un año antes y uno después del estado publico y consecuente escándalo que se produjo en los EEUU al conocerse que el gobierno había violado la Enmienda Boland y asistido al enemigo terrorista iraní con la Operación "Irán/Contras"

La primera compra peruana se concretó un mes antes de la asunción de Alan García.

siguiente