anterior
LA PERSPECTIVA ÉTICA

De las distintas proposiciones sobre la ética que nos trae la Enciclopedia de Filosofía consideramos que el doctor Memen procedió de acuerdo con la teoría consecuencialista para la cual la conducta moral es determinada exclusivamente por un análisis de costo - beneficio de la decisión.

De ella se desprenden tres subcategorías: que la decisión haya sido tomada por ser más favorable que desfavorable a su interés personal (ética egoísta), que lo sea para todos menos para él (ética altruista), y que sea favorable o desfavorable para todos (utilitarismo)

La ausencia de reproches por parte de los países consignados como los destinatarios de los embarques revela que el análisis costo - beneficio político fue el adecuado. En consecuencia cae la eventual imputación de malversación de fondos públicos y daño el estado, porque el costo no fue mensurado en términos económicos ni financieros, menos aun presupuestarios.

En este caso su comportamiento solo puede ser evaluado políticamente desde la perspectiva del ejercicio de la función presidencial no ya como la de jefe de la administración, sino como comandante en jefe de las fuerzas armadas.

Por el contrario la posición de la Fiscalía y del juez Urso emparentaron los hechos con la ética egoísta más estricta, al adjudicarle al doctor Menem ilícitos de naturaleza patrimonial cometidos en tanto cabecilla de una "banda" y por tanto principal beneficiario de una recompensa económica ilícita (aceptación de dadivas, cohecho pasivo, defraudación a la administración publica obtenida con la asistencia de cómplices)

 

EL MERCADO DE LAS ARMAS

No se cuenta con fuentes estadísticas confiables sobre ventas de armamentos convencionales. Sin embargo todas coinciden en un fuerte aumento ocurrido entre 1989/90 seguido de una fuerte caída hasta 1992. En 1993 el crecimiento fue "espectacular" debido a las ventas realizadas por los EEUU a los países de la coalición contra Irak.

El International Institute for Strategic Studies, del Reino Unido conoció un incremento del comercio de armas del 13% en 1994 a 1995 y del 8% del 95 al 96. Alcanzó para esa fecha los U$S 39.9 mil millones a precios del 95.

El Congressional Research Service, de los EEUU lo estimó para la misma fecha en U$S 31.8 mil millones (Les transferts d’armament conventionnels: Situation et tendences à l’aube de 1988, Luis Mampey, investigador del GRIP)

El carácter muy tentativo de estas cifras se confirma en un informe de 1999 del GRIP que señala que el monto de licencias concedidas por Alemania fue de 4.95 millones de francos belgas mientras que las ventas reales fueron de 85 millones o sea mayor en un 58 % (Le rapport ’99 sur le commerce des armes... Michel Wéry investigador del GRIP) Una estimación grosera daría un monto mundial anual para aquel año de U$S 184.440.000 millones.

Una somera descripción de este mercado muestra las siguientes características relevantes: son: transacciones sobre objetos que tienen una relevante importancia política y comercial para los estados productores (EEUU, G.B, Francia, Alemania, Rusia, Ucrania, Bielorrusia), demanda inelástica por parte de ciertos países del Medio Oriente e Israel y elástica de acuerdo con los conflictos interestatales y luchas étnicas y clánicas en Africa u otras partes del mundo. El comercio comprende tanto armas pesadas como livianas siendo mas común el trafico y uso de estas últimas en las luchas infrestatales.

Las operaciones en el "mercado blanco", concertadas directamente de estado a estado se efectúan bajo condiciones de "secreto" y "confidencialidad" fundadas en razones de seguridad y defensa nacional donde no esta exento el cohecho. Cuando participan intermediarios los montos de las comisiones y los precios es de azarosa estimación. En los pactos juega un papel importante la intensidad de relaciones de los "brokers" con compradores y vendedores y el tipo de armamento ofrecido y demandado.

Las transacciones en el "mercado negro" se caracteriza por la presencia de traficantes relacionados con el crimen internacional especializados en facilitar armamento liviano y semipesado a comercializadores de drogas ilícitas, delincuentes comunes, a civiles deseosos de asegurarse autoprotección e insurgentes. El trueque y la compensación como forma de pago son habituales.

El sistema de comercialización requiere de financiamiento oficial o proveniente de lavado de dinero, transporte terrestre, marítimo, fluvial y aéreo según sea la operación y de personal capacitado para manipular explosivos.

Las estructuras financieras "off shore" son empleadas para el pago de comisiones y cohechos por los estados cuando canalizan operaciones confidenciales de venta de equipos y asistencia militar por razones de la política exterior o defensa nacional.

En los EEUU se estima entre 5 y 6 millones el numero de armas en manos del sector privado que son remitidas ilegalmente fuera del país.

En agosto de 1999 las agencias Reuters y UPI informaron que 20 tanques T-55 fueron ilegalmente exportados por Polonia a Sudán formando parte de una provisión de 50 unidades.

Se comprobó además que comandantes rusos vendieron al exterior equipamiento de sus unidades para propio beneficio o para mantener alguna capacidad operativa con los elementos restantes en los primeros años del dislocamiento de la URSS.

En la causa Menem es importante determinar qué reglas pudieron aplicarse para autorizar una exportación de armas, en especial para asegurarse de que el destino final sea efectivamente el ordenado por las normas.

Ni siquiera en estos días se dispone de criterios para enervar el riesgo, no solo de cambio fáctico de destino previsto, sino también sobre la verosimilitud de certificados de uso final ya que un determinado cargamento de armas puede ser objeto de múltiples transferencias - incluso segmentadas - dirigidas secuencialmente a distintos mercados o almacenadas en algún punto de la cadena de comercialización a espera de su venta.

La cátedra UNESCO sobre Paz y Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona a iniciativa de distintas ONG preparó el "Informe 2001:Criterios para autorizar o denegar las exportaciones de armamentos".

El objetivo es un compromiso para elaborar un listado periódico de países que, a pesar de no estar sujetos a embargos obligatorios, tienen una delicada situación en materia de derechos humanos, conflictividad y militarización, que aconsejan que se los sujete a restricciones.

El análisis tiene un alto grado de incertidumbre toda vez que se basa en fuentes publicas que, como vimos, son desconfiables y anémicas de datos relevantes por estar cubiertas por el secreto o la confidencialidad.

La segunda observación es que el nivel cuantitativo de los indicadores seleccionados que llevaron a concluir 1.461 parámetros de alerta sobre 202 países o regiones es inadecuado por la importancia cualitativa que puede tener un solo indicador.

El tercer factor que debilita el esfuerzo del estudio es que para adoptar una decisión la documentación exigida, entre otras, es el certificado de destino final cuando mas de una vez se evidenció su carácter fraudulento.

Señala Makienko que representantes del gobierno boliviano habían sido acusados por haber otorgado certificados ilegales a comerciantes de armamentos, firmados por comandantes militares falsos y que uno de esos certificados fue usado por una agencia del gobierno búlgaro para realizar despachos ilegales de armas de ese origen a Croacia cuando el certificado acreditaba falsamente la compra por el ministerio de defensa boliviano.

Por ultimo las pautas sugeridas incorporan razonamientos que puede aparejar su aplicación discrecional y discriminatoria ya que se establece la necesidad de tener conocimiento sobre el uso que hará el comprador del material e información respecto de las circunstancias políticas imperantes en el país adquirente al momento de la operación.

En 1995 el presidente Clinton agregó consideraciones domésticas al modelo para aprobar exportaciones de armas que se interpreta que afectan su comercialización lícita.

Las medidas están orientadas a facilitar la entrega de licencias para estimular la competencia internacional. Se adoptaron a raíz de las protestas recibidas por la "burocratización "del proceso de renovación de 45.000 licencias correspondientes a empresas y "brokers" privados y se aumentó el periodo de validez de 4 a 8 años.

Se ha señalado que tales cambios reducen "la vigilancia y transparencia al eliminarse la necesidad de obtener licencias caso por caso, intensifican la probabilidad de transferencias que serian de otra manera desautorizadas y facilitan que las armas norteamericanas terminen en manos de usuarios mal intencionados" (US Charges Arms Export Policy, Rachel Stohl, Weekly Defense Monitor, Vol 4 issue 22. 1.6.00)

Los Estados Unidos han mantenido una fuerte oposición a la multilateralización de un Código de Conducta adoptado por la Unión Europea aunque en febrero del 2000 el Departamento de Estado había mencionado contactos para establecer Principios Comunes sobre armas pequeñas y livianas a fin de que se observaran los "más altos grados de restricción en tales exportaciones y sobre la armonización de políticas y prácticas al respecto" (Office of the Spokman, US Departament of State, 23.2.00)

En la Conferencia sobre "Trafico Ilícito de Armas Pequeñas" que se realiza en estos días en Nueva York, dentro del marco de las Naciones Unidas y con al auspicio de distintas ONG y credos confesionales, el representante de Washington se pronunció explícitamente contra las restricciones a su comercialización.

siguiente