anterior
CONCLUSIONES

  1. No se acreditó la "vehemente presunción de la gravedad de la imputación..." (CCC; Fallos, t, V, pag. 492) para justificar el procesamiento.
  2. De acuerdo con la jurisprudencia de los EEUU hay elementos para pensar que existe una persecución maliciosa (malicious prosecution) es decir "un agravio" cometido contra el ex presidente por "haberse instigado un injustificable e irrazonable litigio criminal. "Si la corte concluye que la "prior action" no era objetivamente sostenible, la evidencia de que el fiscal no creía subjetivamente que la acción era sostenible podría ser claramente relevante para concluir que se trató de una cuestión de malicia (Sheldon Appel Co v. Albert & Oliker, 47 Cal.3d al 867 al 882) El interés fundamental que se protege contra la persecución maliciosa es la "libertad ante el injustificable e irrazonable litigio" (ídem, Sheldon p. 882) En el caso del procesamiento del doctor Menem se "carece de probable o suficiente causa" para la persecución penal.
  3. Si el ex presidente no recibió dádiva, ni fue sujeto penalmente responsable de cohecho y de negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función publica constatados o con aquilatada sospechada con la aplicación de las reglas de la evidencia (mutatio veritatis cum dolo facta) el enfoque jurídico de los decretos sobre envíos de armamentos al exterior debe ser abordado como acto de estado natural, que traduce la voluntad del titular del PEN de comportarse como lo ordena la Constitución Nacional ejerciendo efectivamente su función legal de comandante en jefe de las fuerzas armadas de la nación. Bajo tales condiciones no corresponde otro encuadre procesal que no sea el del articulo 34, punto 4, del Código Penal.

LOS DECRETOS DE VENTA DE ARMAS 1983 - 1996

El conocimiento de las normas sobre ventas de armas en el periodo 1983 – 1996 es posible porque por decreto 472/96 publicado en el B.O. 28.388 del 6 de mayo de 1996 el ex presidente Menem levantó el secreto que revestían las actuaciones.

Se consideró que la opinión publica había "demostrado un claro interés en conocer las decisiones adoptadas respecto de la venta y exportación de armamentos a terceros países y que si bien "por razones de oportunidad hicieron que tradicionalmente dichas autorizaciones revistieran el carácter de secreto, a la fecha se encuentran superadas las razones que oportunamente se tuvieron en cuenta para otorgarle dicho carácter por lo cual" se entiende conveniente ordenar la publicación de "las normas referidas a la venta y exportación de armas desde el restablecimiento del sistema democrático hasta el presente"

Veintiséis días antes se habían promulgado los decretos 298/96 y 299/96 que suspendieron las exportaciones que podían restar a Panamá en virtud de "sospechas de que el material bélico amparado en ambas normas hubiera tenido un destino final diferente al establecido"

Tales medidas debieron ponderarse junto con las "evidencias" colectadas por el investigador antes de proceder a la desventurada tipificación y adjudicación de los presuntos delitos del procesado.

Resulta indispensable la exégesis y comparación de las autorizaciones de salida del país de material bélico durante las presidencias de los doctores Alfonsín y Menem y del medio político internacional dentro del que tuvieron lugar a fin de contar con una apreciación integral de las conductas de ambos mandatarios.

siguiente