LOS EFECTOS DE LA REVOLUCION CIENTIFICA EN EL PAIS

El superhombre no será argentino

Por Miguel Angel Gutiérrez (*)

Las celebraciones por la decodificación del genoma humano dejaron a la Argentina en el frío. En verdad, las perspectivas a nivel local son escasas. La investigación científica continuará avanzando conforme a la previsible regla de la incrementalidad y seguramente algo aportaremos en la investigación de temas de punta. A nivel de la tecnología, es imposible dar una respuesta unívoca. Pero no podemos ser muy optimistas sobre la posibilidad, casi utópica, de que confluyan aportes públicos y privados con una masa suficiente de investigadores orientados hacia la aplicación científica.

En relación al consumo, aquellos que conforman el segmento privilegiado del mercado saldrá inmune del alza global en los costos de salud y tendrá acceso a las nuevas terapias anticipatorias y a los tratamientos personalizados. Por otra parte, los sectores de ingresos medios y bajos deberán afrontar el costo de una nueva generación de antibióticos donde la investigación no estará amortizada por el Estado. Los bellos números de la expectativa de vida también nos alcanzarán con sus impactos positivos y negativos. En la fuerza de trabajo se notará el crecimiento de la población, la prolongación de la expectativa de vida y una población envejecida en aumento sin acceso a la educación necesaria para adecuarse a la transformación en la naturaleza del trabajo. La insuficiencia argentina para establecer líneas de investigación aplicadas al desarrollo de tecnologías productivas se vio claramente con el enfrentamiento entre el Secretario de Ciencia y Técnica Dante Caputo y la comunidad científica en general, poniendo en evidencia una vez más la falta de una estrategia articulada para encausar las líneas de investigación en ciencia y tecnología. En ese contexto, el genoma para la Argentina parece ser algo absolutamente inalcanzable en términos de protagonismo científico.

(*)Centro de Globalización y prospectiva.Proyecto Millenium .
volver