SEGURIDAD CIUDADANA Y TRÁFICO DE ARMAS EN CHILE

Franklin Barrientos Ramírez

Dirección de Seguridad Pública e Informaciones


1. LA SEGURIDAD CIUDADANA EN CIFRAS

En las últimas décadas se ha producido en casi todos los países un aumento de la delincuencia, el crimen organizado y la violencia colectiva, es por esta razón que el tema de la seguridad ciudadana y el tráfico de armas para la comisión de delitos, se ha instalado con fuerza en la agenda de todos los gobiernos. No hay duda de que las soluciones radican en la prevención, el control y la represión, pero también es importante el intercambio de información y la cooperación internacional para detener este flagelo.

Siendo éste el tema que nos convoca, voy a hacer una breve descripción de la situación de la delincuencia y el tráfico de armas en mi país.

Durante el año 2000, la cantidad de denuncias por delitos de mayor connotación social aumentó del 11,3 % respecto del año anterior. Situación que afectó tanto a los delitos contra la propiedad, como aquellos contra las personas.

Respecto de los aprehendidos, éstos aumentaron en un 10,6 %, con relación al año 1999. Los detenidos por delitos contra la propiedad aumentaron en 16,6 %, mientras que los detenidos por delitos que afectan a las personas se incrementaron en un 38,5 %.

El robo con violencia aumentó en un 27, 2 %, el hurto aumentó en un 20,3 %, mientras que el robo con fuerza disminuyó en 0,6 %.

En cuanto a los delitos contra las personas, el homicidio registró un aumento de 32,5 %, con relación al año anterior. Las violaciones aumentaron en 4,8 % y la violencia intrafamiliar lo hizo en un 10,6 %.

De esto se desprende que tanto las denuncias, como los detenidos por los delitos arriba considerados se ha incrementado durante el año 2000, con la sola excepción del robo con fuerza que disminuyó levemente, menos de 1 por ciento.


DROGAS

Durante el año pasado se produjo un aumento en los decomisos de casi todas las sustancias ilícitas, con excepción de la pasta base de cocaína que disminuyó notablemente.

El año 1999 se incautaron 923,827 kilos de clorhidrato de cocaína, pero el año 2000 éstos aumentaron en un 915 %, debido a un importante operación policial que permitió incautar 8.894,55 kilos de clorhidrato de cocaína descubiertos en la nave "Nativa", de bandera panameña y tripulación ucraniana.

Los decomisos de pasta base de cocaína disminuyeron en un 20,9 %, pasando de 2.005.637 kilos incautados en1999 a 1.586,415 para el año 2000. Hay que destacar que desde hace cuatro años vienen disminuyendo las incautaciones de pasta base en nuestro país, sin embargo, han aumentado considerablemente las de marihuana elaborada.

Los detenidos por tráfico de clorhidrato de cocaína y sus derivados, disminuyeron durante el año pasado. Se pasó de 6.292 personas detenidas en 1999 a 4.218 el año 2000, lo que significa una baja del 33, 0 % en los detenidos.

En lo que se refiere a las incautaciones de marihuana, se puede observar que en 1999 se incautaron 2.104,872 kilos de éste alucinógeno, mientras que el año 2000, la cifra se elevó a 3.277,341,kilos lo que representa un aumento del 55,7 %.

Los detenidos por tráfico y consumo de marihuana aumentaron en un 16,9 % el año 2000 respecto del año anterior. En cifras, en 1999 se detuvo a 10.732 personas y en el 2000 se detuvo a 12.551 personas.

La cantidad de fármacos incautados en el año 2000, aumentó en 71.872 unidades más que el año anterior, esto corresponde al 17,5 % más que el año precedente. Los decomisos de estas sustancias han aumentado considerablemente en los últimos años.

Los detenidos por fármacos disminuyeron en un 26,6 %, se pasó de 173 personas en 1999 a solamente 127 en el año 2000.

ESTADÍSTICAS DELICTUALES A NIVEL NACIONAL

Delitos y tasas

1999

2000

Var 00/99

       

Robo con Violencia

20.407

25.955

27,2 %

Tasa cada 100.000 habitantes

135,2

169,6

34,6 %

       

Robo con fuerza

93.973

93.412

-0,6 %

Tasa cada 100.000 habitantes

622,4

610,3

-11,4 %

       

Hurto

38.615

46.447

20,3 %

Tasa cada 100.000 habitantes

255,8

303,4

47,9

       

Lesiones

41.632

50.916

22,3 %

Tasa cada 100.000 habitantes

275,7

332,6

57,2

       

Homicidio

169

224

32,5 %

Tasa cada 100.000 habitantes

1,1

1,5

0,4 %

       

Violación

1.457

1.527

4,8 %

Tasa cada 100.000 habitantes

9,7

10,0

0,4 %

       

Violencia Intrafamiliar

50.078

55.406

10,6 %

Tasa cada 100.000 habitantes

331,3

362,0

30,7 %

Fuente: Ministerio del Interior

Ante la situación antes descrita, el gobierno ha puesto en ejecución dos iniciativas distintas, pero que se complementan, para hacer frente a la delincuencia y el crimen organizado, una de ellas es el "Plan Comuna Segura: Compromiso Cien" y el otro es el "Plan Cuadrante" de Carabineros de Chile.


2. EL PLAN COMUNA SEGURA "COMPROMISO CIEN"

El plan denominado, "Comuna Segura: Compromiso Cien", descansa en dos ideas fuerza: fortalecer la relación entre policía y comunidad, apoyar una acción permanente del municipio en seguridad ciudadana, constituir los Consejos Comunales de Seguridad Ciudadana con la participación de todos los agentes relevantes a nivel local, estimular el uso de parques y plazas para actividades recreativas y culturales, y mejorar la coordinación local de los diversos programas y acciones orientadas a enfrentar la pobreza y la exclusión social.

Cuatro son los pilares fundamentales de "Comuna Segura: Compromiso Cien". El primero es la participación de los ciudadanos y sus organizaciones vecinales en la coproducción de su propia seguridad. El segundo, lo constituye la presencia y el compromiso de las policías para trabajar en estrecha asociación con los vecinos. El tercer pilar, es el apoyo y compromiso del Municipio con el programa, dado que la seguridad ciudadana se construye principalmente en el espacio local. El cuarto y último pilar es el aporte del gobierno central y regional a través de los Fondos Concursables para mejorar la infraestructura y los niveles de seguridad de los vecinos.

El Plan del gobierno se encuentra actualmente en marcha en doce comunas de la Región Metropolitana, y para su financiamiento se destinaron 2 mil millones de pesos, de los cuales mil doscientos serán destinados a fondos concursables, para esto deben constituirse los Consejos Comunales de Seguridad Ciudadana, porque a través de ellos se presentarán los proyectos.

Los Consejos Comunales de Seguridad Ciudadana.

Están integrados por el Alcalde, los Prefectos de Carabineros y la Policía de Investigaciones, los fiscales del Ministerio Público, allí donde ya están establecidos, los representantes de las Juntas de Vecinos, del comercio, la industria, las uniones de centros de padres, los Comités de Seguridad Vecinales, que existan en la comuna y hasta cinco miembros optativos, no incluidos en las categorías anteriores.

La presidencia de los Consejos Comunales de Seguridad recae en la figura del Alcalde de la comuna, pues se trata de un plan antidelincuencia descentralizado. La gestión ejecutiva estará a cargo de los Secretarios Técnicos, que son profesionales expertos en temas de seguridad ciudadana y prevención del delito, los cuales fueron seleccionados por el Ministerio del Interior. Su labor es contactarse con la comunidad para conocer sus necesidades en materia de seguridad, asesorarlos y evaluar los proyectos que presenten al Fondo Concursable y contactarlos con la autoridad municipal. La participación de los vecinos, que es indispensable para el éxito del plan, debe traducirse en la presentación de proyectos de prevención, mejoramiento urbano y control.


3. EL PLAN CUADRANTE DE CARABINEROS DE CHILE

El "Plan Cuadrante" fue introducido como una experiencia piloto en la Prefectura de Santiago Sur a fines de 1998 y luego se expandió a toda la Región Metropolitana y se espera que en el 2005 este operando en todo el territorio.

El Plan consiste en la delimitación de un territorio cuya vigilancia es asignada a una dotación específica de policías encargados de velar por su seguridad. Los sectores o cuadrantes en que se divide el territorio jurisdiccional de la unidad policial dependen de factores como la cantidad de kilómetros cuadrados a patullar, el tamaño de la población, su composición social, las actividades económicas predominantes, así como del diagnóstico que se haga del grado de peligrosidad y la criminalidad del sector. Se trata de una variante de la estrategia policial denominada "sector policing", empleada con éxito en muchos países anglosajones.

En los sectores urbanos densamente poblados, el territorio a patrullar corresponde a un kilómetro cuadrado aproximadamente. Sobre la base de este cálculo, la Región Metropolitana fue dividida en 251 cuadrantes, cada uno bajo la responsabilidad de un delegado, normalmente un suboficial mayor o un sargento, y tres subdelegados, que deben atender las demandas de la población, recibir sus denuncias y asistir a las reuniones de los Consejos Comunales de Seguridad.

Objetivos del Plan Cuadrante

  1. Lograr que las personas sientan al carabinero más cercano, como generador de confianza, además de solucionador de problemas y conflictos menores.
  2. Incrementar la productividad del carabinero en el servicio, haciéndolo responsable y protagonista de lo que sucede en su cuadrante, mediante su identificación y conocimiento del sector asignado y de las personas que habitan o laboran en él.
  3. Obtener un despliegue diferenciado de los recursos policiales, con el propósito de aumentar la cobertura de vigilancia preventiva, que permite actuar oportuna y proactivamente.
  4. Asumir y ejercer por parte de Carabineros, el liderazgo en materias de prevención de seguridad ciudadana que involucren a los diferentes actores de la comunidad organizada.
  5. Potenciar la modalidad de servicio policial de vigilancia preventiva, en términos de asignar los recursos humanos y logísticos que sean necesarios y pertinentes con los medios disponibles de la institución.
  6. Generar mecanismos de Control de Gestión que permitan medir la efectividad y eficiencia de la función policial en cada cuadrante.
  7. Desarrollar estudios técnicos que mejoren la asignación de recursos para la vigilancia policial, con el objetivo de brindar un servicio eficiente, profesional y equitativo.

    CLASIFICACION DE LOS CUADRANTES SEGÚN PELIGROSIDAD

    Nivel

    Descripción

    Recorridos por turno

    Manzanas a patrullar

           

    1

    Normal

    1

    23

    2

    Peligroso

    2

    11

    3

    Conflictivo

    3

    8

    4

    Altamente conflictivo

    4

    6

4. INCAUTACIÓN DE ARMAS POR PARTE DE LAS POLICIAS Y ADUANAS

Los jefes de la Policía de Investigaciones, Carabineros de Chile y del Servicio Nacional de Aduanas, informaron recientemente a la Cámara de Diputados, que entre enero y septiembre de 2000, se incautaron un total de 1.196 armas, de las cuales 514 corresponden a revólveres, 427 son pistolas, 222 escopetas, 23 rifles, 2 fusiles, 4 carabinas, 2 subametralladoras y otras 2 armas no especificadas.

A esto se deben agregar las 11 armas incautadas por el Servicio Nacional de Aduanas como consecuencia de antejuicios de contrabando seguidos en las ciudades de Arica, Iquique, Antofagasta, Valparaíso y Punta Arenas. Se trata de 2 revólveres. 1 pistola, 7 rifles, 1 escopeta, 4 mechas detonantes, 1 cartucho de dinamita y 6 cajas de balas.

En su mayoría estas armas proceden de robos a casas particulares, la cuales son adquiridas por sus propietarios con fines de autodefensa. Estas son posteriormente utilizadas en asaltos, son vendidas a otros delincuentes o narcotraficantes e incluso son arrendadas entre ellos mismos. Esta modalidad es muy utilizada por los delincuentes porque tiene la ventaja de un menor costo y al mismo tiempo el "arma sucia" no queda en su poder.

Existen todavía en los medios extremistas y en el hampa criolla, fusiles M 16 y otras armas provenientes de la internación ilegal hecha en Carrizal por el (FPMR). Frente Patriótico Manuel Rodríguez. Otra manera de procurarse armas es comprando armas "hechizas", se trata de escopetas de fabricación artesanal, denominadas "tamaras", confeccionadas con tubos de cañería galvanizada y que son producidas en pequeños talleres del sur de Santiago. Estas armas fueron introducidas por los grupos opositores a la dictadura militar en la década de los ochenta y hoy día son empleadas por las pandillas juveniles y por los narcotraficantes en las "quitadas de drogas " y ajustes de cuentas.

5. SITUACIÓN DEL MERCADO DE ARMAS EN CHILE

Las cifras entregadas por la División de Control de Armas y Explosivos (DCAE) de la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN) indican que en Chile existen 600.000 armas de fuego debidamente inscritas, pero los expertos y las policías piensan que una cantidad similar circula sin sus permisos legales. Anualmente ingresan al país entre 18 mil a 20 armas nuevas.


5.1. ARMAS INCAUTADAS POR LA POLICIA DE INVESTIGACIONES, CARABINEROS Y SERVICIO NACIONAL DE ADUANAS

Período Enero-Septiembre 2000

 

Investigaciones

Carabineros

Aduanas

Total

         

Revólver

167

347

2

516

Pistola

109

318

1

428

Escopeta

58

164

1

223

Rifle

9

14

7

30

Subametralladoras

2

-

 

2

Fusil

2

2

 

2

Carabina

-

4

 

4

Mecha detonante

-

2

4

4

Dinamita

-

-

1

1

Cajas de balas

-

-

6

6

No especificado

-

2

 

2

         

6. CONCLUSIONES

La proliferación y acumulación de armas pequeñas, así como el tráfico ilícito de ellas, contribuye a la inestabilidad y el quiebre de las relaciones en una sociedad, favoreciendo el narcotráfico, el terrorismo y el crimen organizado. Entendemos que los esfuerzos aislados, de carácter nacional, no son suficientes para encarar y resolver eficazmente cualquiera de estos retos delictivos, y en particular el tráfico ilícito de armas. Es por esto que Chile reconoce la necesidad de la cooperación internacional y la adopción de medidas tempranas de carácter preventivo para enfrentar los problemas derivados de la proliferación de armas pequeñas y de su tráfico ilícito.

En este contexto, al interior de la Conferencia de Desarme, Chile participa en un grupo de países, que busca concordar diversas alternativas e iniciativas en la materia, tanto en el ámbito global como regional.

Chile suscribió en 1997, la Convención Interamericana contra la Fabricación, el Tráfico Ilícito de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros materiales relacionados, pero aún no lo ha ratificado.

Nuestro país también participa activamente en las negociaciones que se realizan en Viena para adoptar un protocolo sobre manufactura ilegal y tráfico de armas de fuego, como parte del trabajo del Comité Especial para la elaboración de una Convención contra el Crimen Transnacional Organizado.


volver